Toni Torres: “Todos leíamos y queríamos hacer superhéroes”

El jueves 11 de octubre, durante la primera fecha de la novena edición de la Crack Bang Boom, Toni Torres (línea fundadora de El Club del Cómic, guionista de El Caballero Rojo e historiador de la historieta nacional) presentó la muestra A luchar por la Justicia, un repaso por el género superheróico desarrollado en Argentina. Entre los originales presentes en la muestras se incluyeron dibujos de Alberto Breccia, Oswal y Juan Zanotto, entre varios artistas más. Su curador dialogó con 9 Paneles acerca del concepto de la muestra, los autores que la integran y sobre el desarrollo género en el país.

-En la muestra, separas el desarrollo de la industria del cómic en 4 eras, ¿en qué te basaste para segmentar cada una de ellas?

El primer corte (La Edad Dorada) cubre toda la década del ‘40, desde la aparición de El Vengador Alado en el año ‘39 hasta los ‘50 inclusive. En los ‘60 hubo una época nueva (La Edad de Plata) donde reapareció el género en el mercado, desde el nacimiento del segundo Flash, pasando por los Cuatro Fantásticos y la serie de televisión de Batman. Esta era acabó en los ‘70, aún con Sonoman y Supervolador en publicación. Para mi, la idea de los superhéroes en la Argentina tenía que ver con los personajes de las editoriales Columba y Récord que, sin ser esencialmente superhéroes, ocupaban ese espacio. Personajes como Mark, Old Grum y el Skorpio (una copia del Kiling que aparecía en la revista Skorpio publicada por Récord). Durante los ‘80 no aparecieron nuevos personajes hasta finales de la década, con la aparición de Starboy en Chiquicosmic, el suplemento de la revista Cosmic. En los años ‘90 con la aparición de Cazador, publicado primero como fanzine y luego por la editorial La Urraca, explota un nuevo movimiento donde llegamos a una Edad Moderna con un cambio de paradigma. Pero ahora hay toda una nueva camada de héroes hechos por chicos que crecieron leyendo Cazador, Animal Urbano, Caballero Rojo y mandándonos cartas. Ellos quisieron hacer su propio superhéroe argentino como Carlitos, Febo, Capitan Barato, Sereno, etc. Y entonces busqué un corte con la primer aparición de Carlitos en el 2011 y decidí llamarlos Los Millennials, algo que no inventé yo sino que es una palabra que está de moda y sirve como forma de decir que están anclados en el presente.

-¿Cuál es la historia detrás de El Vengador Alado, el primer superhéroe argentino?

-Aparecía en la revista El Gorrión, la que posteriormente publicaría la primer Antorcha Humana y el Submariner de Atlas Comics, en el año 1939. Al principio no tenía nada que ver con un personaje como Batman aunque tuviera el traje típico de superhéroe. Las ideas de Raúl Rosarivo, su creador, tenían más que ver con historias de Tarzán o de civilizaciones perdidas, no tenía aventuras al estilo Batman contra mafiosos ni tampoco tenía archivillanos. Al año siguiente lo toma Alberto Breccia y lo dibuja 10 años para encaminarlo más a una historia típica de Batman, seguramente por pedido de la editorial. Incluso le puso a El Gorrión, una copia de Robin. Volviendo a Rosarivo, él hizo los dos siguientes superhéroes. En primer lugar a Tanker, el Invulnerable para la revista Carasucia, que peleaba en ciudades subterráneas con un traje rojo, enmascarado y una calavera en el centro, más cercano al concepto de superhéroe. Por otro lado creó a Forkis, el hombre que volvió a la vida, un superhéroe espectral.

IMG_20181014_140640165

Vos a nivel personal considerás al Eternauta como superhéroe, algo que está en una “zona de discusión” si en efecto es o no un superhéroe, ¿por qué si lo consideras?

Al estudiar esto, me fui dando cuenta que vos no podes hacer un superhéroe como lo hacen los yanquis acá en Argentina. O por lo menos no en aquella época, porque los dibujantes de acá provienen de una escuela argentina que se bifurca en las escuelas americanas e italianas. Solano López, quien en sus primeros trabajos seguía la línea del dibujante italiano de Misterix Paul Campani, junto a Oesterheld no quisieron hacer un superhéroe, sino más una historia de ciencia ficción. Pero el guionista, en la segunda parte, le otorga poderes mentales, e incluso en la tercera le otorgaban fuerza sobrenatural. Además viaja en el tiempo y tiene un traje icónico, ¿qué más quieren? (risas)

IMG_20181014_140851802

¿Cómo era la auto-publicación en los 90 desde tu experiencia? ¿Qué destacarías de ese contexto y tus pares?

En verdad no era tanto una autopublicación como se entiende ahora. Era más un arreglo con una editorial chica que, teóricamente, nos iba a pagar y generalmente no lo hacía, hasta el punto en que nosotros poníamos plata. Es algo parecido a ahora, pero en aquella época había que publicar como mínimo 2000 ejemplares, y uno con suerte llegaba a vender 800. Lo cual era un montón, pero no llegabas a cubrir los gastos. Salvo Cazador, con apoyo de La Urraca, o Animal Urbano que vendieron bastante. Los que pertenecemos a la Edad Moderna, tenemos una cuestión generacional. Quienes hacíamos Animal Urbano, Mikilo y Doctor Oscuro en la revista Kapop, El Ojo Blindado, Cazador, El Laucha, entre varios, todos intentamos darle un toque de argentinidad al personaje. Cazador hincha de Racing, puteador y rodeado de la farándula argentina. Cazador hizo que muchos chicos se acerquen a la historieta argentina, no sé si todos los demás títulos de la época hubiesen avanzado como avanzaron sin esa revista llevando todo ese empujón.En mi caso, con Caballero Rojo, hacía que se viva mucho la ciudad con lugares reconocibles y que además hablara en “argentino” y no en neutro. Animal Urbano fue relacionado con la dictadura, Ojo Blindado también tenía elementos urbanos, además de ser un tema de Sumo. Mikilo y El Laucha tenían elementos del nuestro folklore. Todos nosotros leíamos superhéroes y queríamos hacerlos, eso se heredó en la Era Millenial. Lo que tiene la diferencia entre nosotros y ellos es que nosotros no veníamos a convenciones a vender, dependíamos de las editoriales. Los artistas de la Era Millenial venden ellos mismos en tiradas menores que son más rentables, antes no teníamos esa tecnología de tiradas chicas. Pero heredan ese mismo amor por el género que leyeron de chicos.

IMG_20181014_140739857

El futuro de la historieta nacional se ve en ascenso, ¿cómo crees que está posicionada la historieta nacional de superhéroes?

La verdad que gracias a tener tanto material de autoedición hay un abanico tremendo de contenido. Autobiográficas, temática LGBTIQ+, policial, ciencia ficción, etc. Y el género de superhéroes es uno más que ya ha sido aceptado. Sin duda los autores ya lo aceptan, y si ellos lo hacen desde hace varios años, creo que el público también.

Estás escribiendo un libro al respecto, ¿qué nos podrías adelantar de él?

Hay reportajes inéditos a autores que he hecho a lo largo de los años. Con artistas que siguen vivos y otros que ya no están como Solano López y Oswal. Además incluirá algunos dibujos especiales para el libro hechos por Horacio Altuna y José Luis Garcia Lopez, quien me regaló un Flyman, el primer superhéroe que él dibujó y dijo no recordar hacerlo (risas).

IMG_20181014_140759286

Agradecemos a Toni Torres por su tiempo para la entrevista. Los originales y merchandising exhibidos son de la colección personal de Toni Torres, y las fotos fueron tomadas por el staff de 9 Paneles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: