Manhunter: Artes marciales y conspiranoia

Hubo una época en la que Batman no vendía tan bien. En 1973 la serie Detective Comics sufría una debacle en ventas luego de haber explotado hace algunos años gracias a la dupla de Denny O’Neil/Neal Adams. Entra en escena Archie Goodwin, quien gracias a una recomendación del histórico dibujante y editor de la factoría, Carmine Infantino, toma las riendas de la revista a partir del número 437.

RCO001

Desde este issue en adelante, su regularidad se vuelve bimensual, con un formato más grande y de 100 páginas cada número. Con esto, Goodwin sabía que tenía el suficiente espacio para experimentar con distintas historias y dibujantes para Batman, sus personajes satelitales y algún que otro héroe ajeno a Gotham. Pero también sabía que estaba la chance de hacer una apuesta con un personaje, un elemento disruptivo en la revista, un comodín que sirviese como bálsamo para las temáticas que a él le interesaban. Entra en escena Walter Simonson, quien venía de haber dibujado varias historias de guerra bajo la edición de Goodwin y estaba listo para nuevos desafíos. Juntos comienzan a idear una nueva versión del Manhunter de Joe Simon y Jack Kirby. Así renace Manhunter en los setenta.

A lo largo de siete capítulos de ocho páginas, a modo de back-up stories en Detective Comics, los autores comienzan un sustancioso relato lleno de intrigas, traiciones y acción. La guía en la historia es la agente Christine St. Clair de la Interpol, quien se ve tras las pistas del misterioso Manhunter, un individuo que vaga por el mundo evadiendo a las autoridades y eliminando personajes claves en cada territorio. A medida que la trama avanza, se desentierran los secretos que esconde Paul Kirk y la oscura organización detrás de todo conocida como “El Consejo”.

Sin título-2

El nuevo Manhunter es una mezcla de temáticas tan variadas que es increíble que su guionista haya podido traducir todas las aristas en un relato coherente e intrigante. Hay historias de traición e intriga típicas de las películas de espionaje, mezcladas con una conspiración política mundial y sazonadas con tiros, artes marciales y filosofía oriental. Ninguno de estos elementos desentona con la trama que subyace al relato y genera una personalidad única en un título de esa época donde varios universos de géneros colisionan en una sinfonía narrativa muy digna. Todo incluso respetando y usando como trampolín el legado de los autores anteriores con suma inteligencia.

Si bien su mezcla de géneros y personajes daban personalidad a la serie, la verdad inamovible es que sin Walter Simonson nada de esto podría haber sido posible. No solo porque el dibujante también se involucraba en los guiones a través de largas charlas nocturnas con Goodwin, sino porque su estilo fue lo que dio vida y sentido a la historia. Sino fuera por él, el personaje no tendría ese look tan icónico de samurái occidental intrépido y armado hasta los dientes. Sin Simonson y su documentación para las armas, los vehículos, la arquitectura y las vestimentas, esa gran sintonía entre temáticas no hubiese existido.

RCO055

Pero lo que realmente destaca al dibujante es su narrativa. En solo ocho páginas narra un relato magnánimo e incluso se da el lujo de jugar con todos los elementos que componen la escena. Hasta tiene lugar para secuencias al estilo Bernie Krigstein (algo bastante lógico viniendo de alguien que compartía estudio con Frank Miller y Howard Chaykin), con poca narrativa pero de sumo peso e impacto visual.

RCO029

Escenas de acción al estilo manga, puestas en páginas variadas que juegan con los elementos de la propia historia como una mira de rifle francotirador o el vapor de un tren. Hay homenajes a Will Eisner, splash pages, tecnología a lo Wally Wood, viñetas con formas que hacen referencia al lugar donde transcurre la acción y muchos más trucos. Si su Thor les parecía un despliegue de todo su estilo explosivo y kirbyriano, esto es todo lo contrario y hasta demuestra mejor su habilidad como narrador. Aquí hasta el panel más minúsculo de la revista cuenta con un montón de narrativa.

RCO042

No es difícil conseguir toda la saga de Manhunter, no solo porque haya sido reeditada últimamente sino porque, en su momento, le era muy fácil a DC recopilar un trabajo que constaba de seis historias cortas y un número entero. Por eso existe el Manhunter Special Edition, de 1984, el cual recopila las historias cortas y el final de la saga “El Ocaso de los Dioses”, barata y conseguible en buen estado. Pero hay un elemento extra, la octava historia del personaje de 1999.

Antes de la retirada de Goodwin a Marvel, al no haber logrado un éxito sostenible en Detective Comics como editor, los autores discutieron una octava historia de Manhunter. Hasta llegó a haber una trama para el capítulo, pero desgraciadamente, Goodwin no solo no continuó en la editorial sino que en marzo de 1998 falleció a causa de cáncer luego de una batalla que duró diez años. Para conmemorar su partida, DC reeditó las historias del personaje en un nuevo trade paperback en el cual se incluyó la historia inédita con los dibujos de Simonson sin ningún diálogo. Este tomo de tapa platinada también es conseguible a un módico precio y en buen estado. Aunque, la mejor opción sea la edición de 2007 de Planeta DeAgostini, la cual incluye todo el material previamente mencionado en español, a color y con el prólogo de Archie Goodwin y el epílogo de Walt para la edición de su historia de 1999.

manhunter cover

Las últimas ediciones en inglés tienen la particularidad de ser ambas en blanco y negro y no muy fáciles de conseguir. En primer lugar, en 1979 la editorial Excalibur publicó el libro “Manhunter The Complete Saga!” de formato Graphic Novel, en blanco y negro, con entrevistas, bocetos e historias extra, todo menos el relato mudo. Una absoluta joya de la corona editada por Roger Slifer, guionista de Omega Men, que es dificilísima de conseguir. Y, por otro lado, IDW editó “Walter Simonson’s Manhunter” una edición colosal del trabajo, en blanco y negro y que incluye historias con otros personajes como Doctor Fate y los Metal Men. Un tremendo tomo al exorbitante precio de 150 dólares muy recomendado para los puristas del dibujo y la narrativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: