Esquizoopolis: Hombres esquizoides del Siglo XX

Un poco de historia: la década del 90 fue problemática para Argentina, y el ámbito comiquero no quedó exento. Emblemas de la historieta nacional como la Fierro y Skorpio desaparecieron, y la Editorial Columba cerró sus puertas, generando un vacío importante tanto en lo cultural como en puestos de trabajo. Con intención de sobrellevar la pérdida, un grupo de guionistas y dibujantes agrupados como ACHA (Asociación de Creativos de la Historieta Argentina), armaron una nueva revista antológica: Hacha, publicada por Símbolo Editorial (aunque sus últimos dos números serían autoeditados) en mayo de 1996. Sin embargo, tuvo una publicación irregular, y duró solo 5 números, más un intento de reflotarlo en el 2000 sin mucho éxito. Una de las duplas participantes es la que nos ocupa ahora: los históricos Eduardo Mazzitelli y Quique Alcatena. Completamente alejados de sus historias de corte más clásico y aventurero, diseñaron el imposible mundo de Esquizoopolis.

Si bien hay un protagonista principal, el eje de las 4 historias publicadas está centrado en la cosmogonía que proponen Mazzitelli y Alcatena. Así como podemos definir Sin City como una ciudad donde el crimen llegó para quedarse, en Esquizoopolis es el caos y surrealismo lo que llegó para quedarse; lo que ocurra ahí lleva al límite la suspensión del descreimiento del lector. Jack el idiota, nuestro protagonista, es un soplón de mala muerte que trabaja para varias de las 9758 logias secretas que operan en la ciudad. Luego de un informe, Jack es elegido para cumplir un extraño rito: sacrificar a alguien para evitar que pasen cosas horribles en la ciudad. Logra sortear un atentado, pero es infectado por un virus que ataca sus ideas, pero que le dan poderes especiales. Los infectados por este virus, forman parte de la logia secreta número 9759.

Las cuatro publicaciones no tratan de seguir un hilo lógico o mostrar un arco argumentativo, son historias libres que transcurren dentro de este universo desquiciado. Sin ir más lejos, la historia en el segundo número, hace hincapié en una superstición sobre el número 6. Por su lado, el número cuatro propone un origen a la locura reinante en Esquizoopolis, prometiendo una saga con personajes de corte más superheróico, pero…

NuevoDocumento 2018-11-01 21.28.08 - Página 2.jpg

Hacha tuvo un impasse extenso entre los últimos tres números; algunas de las historias serializadas se fueron cancelando y Esquizoopolis no fue la excepción. Para cuando apareció el número cinco (en noviembre del año 97, casi un año después de la publicación anterior), Alcatena estaba ilustrando una historia escrita por Gustavo Schimpp. Esquizoopolis quedaría sepultada, y algunos de sus más extravagantes personajes reaparecieron en la revista Caoscomics donde, si bien la ciudad no es el eje central, mantiene ese espíritu dadaísta y juguetón, sumándole toques metaficcionales.

La historia sigue sin ser recopilada en un libro, pero no es imposible reunir las piezas de este rompecabezas, que de igual manera queda inconcluso: las primeras cuatro revistas de Hacha pueden aparecer en comiquerías especializadas en la venta de material usado, o en las librerías de saldo de calle Corrientes. Si todo lo demás falla, la edición de Metallum Terra publicada por Entelequia incluye una historia inédita que transcurre en el universo de Esquizoopolis, apuntada a los personajes satelitales de esta ciudad demente. Un pequeño consuelo para recordar una gran obra, tal vez injustamente olvidada.

NuevoDocumento 2018-11-01 21.28.08 - Página 1

One Comment on “Esquizoopolis: Hombres esquizoides del Siglo XX

  1. Pingback: Dr. Paradox: Patafísica para superhéroes – 9 Paneles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: