Solar Man of the Atom – Alpha & Omega: La adolescencia de Dr. Manhattan

Muchos pueden ver a Valiant Comics hoy como esa tercera opción de comic mainstream americano del mercado. Con personajes como X-O Manowar, Ninjak, Bloodshot o Faith, entre otros, el sello ofrece una propuesta familiar al típico comic de superhéroes pero con la clara intención de llevar a sus títulos al cine. Otros recordarán a la editorial como el intento de Jim Shooter y Steven Massarsky de fundar pelearle de igual a igual a las dos grandes por un lugar en el podio de ventas de la industria del comic mainstream. Solar Man of the Atom fue quizás la apuesta más sólida en su momento.RCO025_1468859701

El título fue lanzado en septiembre de 1991, con los guiones del propio Shooter y la alternancia en los dibujos entre Barry Windsor Smith y Don Perlin, con las tintas de Bob Layton, quien además hizo de editor del título. De por sí, el puntapié de la historia es extraño, en el primer número el lector es arrojado en el medio de la historia, con un personaje principal establecido y formado. El origen es narrado a través de back-ups que interrumpen la narración de la serie regular para contar la historia de cómo el doctor Phillip Seleski adquiere sus poderes y trasciende la humanidad. O al menos eso intenta en lo que fue bautizado como Alpha & Omega.

Luego de Watchmen, Alan Moore parece poner fin al concepto de trascender la humanidad y a los personajes que, por su condición de dioses todopoderosos, pierden su interés y cercanía con la raza. Solar, vendría a ser la contracara de este concepto, quizás no en el mismo nivel intelectual pero con solidez en la idea y el concepto. La historia que se narra en lo que el propio Layton llama Solar #0, se trata de cómo el protagonista trasciende su humanidad física pero permanece humano en su espíritu. ¿Cómo un dios puede sentir envidia, vanidad, enojo o, incluso, amor?

RCO022_1468859403

Si bien la serie no responde la pregunta planteada, el concepto e idea de los autores es lo suficientemente sólido como para que flote en el cerebro del lector. Jim Shooter y Bob Layton, saben que no tienen un concepto innovador pero conocen el tipo de historia que quieren contar. Mezclar lo mundano con lo divino y ver cómo lo primero no sólo nunca abandona al protagonista sino que lo marca a lo largo de la historia. La idea también se ve rodeada por un cast de personajes que, si bien no innova en desarrollo o narrativa, sí evita clichés comunes y presenta una peculiar solidez en el argumento gracias a ellos.

Si bien la idea es sólida, la ejecución de la misma es completamente superflua. Shooter sabía que necesitaba comenzar fuerte con un proyecto así y no tuvo mejor idea que llamar a Barry Windsor Smith para que contribuya al proyecto. Se nota que al dibujante le interesaba la idea de trabajar con un personaje así, divino y solitario pero humano y falible al mismo tiempo. Sus puestas en página, facciones y lenguaje corporal resaltan esta idea y sostienen el argumento de Shooter y Layton. Su clásica atención al detalle y manejo de la línea, típico de sus trabajos más finos y prerrafaelistas, aquí se ausenta en favor de la acción y el impacto. Esto último potenciado por las tintas de Layton, quien sabe cómo favorecer a la historia a partir de sus acabados. Entre los mayores aciertos de Smith se encuentran todas las páginas que involucran los poderes de Solar, los destellos de luces que provoca a su alrededor y el mítico panel más grande del mundo, disponible como poster desplegable en el tomo recopilatorio de los back-ups.

RCO025_1468859638

La mejor forma de leer Solar #0 es adquiriendo el tomo recopilatorio de Alpha & Omega que contiene los 10 capítulos cortos que narran el origen del personaje. La edición concluye con un poster del clímax de la historia que da pie al comienzo de la serie regular y un hito en la obra de Barry Windsor Smith. No es algo difícil de conseguir, solo es cuestión de tiempo para que aparezca alguna edición a buen precio en las clásicas tiendas online.

Solar Man of the Atom – Alpha & Omega representa una lectura rápida y profunda a la vez. Con una idea sólida y que, aún sin lo previamente mencionado, se vende sola por los dibujos del magnánimo Barry Windsor Smith.

scan_20140917-11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: