Memorabilia: Stormwatch #44 y las aventuras de Jenny Spark

A finales de los 90, Warren Ellis empezaba a marcar un rotundo camino como guionista y constructor de conspiraciones. Y probablemente su mayor pico en este ruedo formado en Wildstorm se dio en los títulos The Authority, con Bryan Hitch, y Planetary, con John Cassaday. Pero sin lugar a dudas, su esfuerzo se inició con los números finales de la serie que originó todo: Stormwatch.

Este primer desembarco fue junto a Tom Raney, en donde ambos modificaron la dinámica del equipo operado por un comité de las Naciones Unidas bajo el mandato del Weatherman. En esta renovación de plantel, desembarcó en el grupo una misteriosa mujer con poderes eléctricos que lleva el profeso mote de ser el espíritu del siglo XX. Jenny Sparks, de origen británico y con un humor cínico e imperativo, se convirtió en uno de los personajes favoritos de la serie.

En el número #44 finalmente se revelaba el origen secreto del personaje, aunque posteriormente habría una miniserie llenando ciertos baches, en un hermoso homenaje dedicado a posiblemente algunos de los próceres de la historieta norteamericana. Raney construía, en base del relato de Ellis, un estilo artístico similar a dibujantes como Joe Shuster, Will Eisner, Jack Kirby, Neal Adams y Dave Gibbons.

El relato de Jenny lentamente va degradando su visión sobre un mundo de héroes que se consagraban como salvadores, en donde la sociedad humana termina pervirtiendo los años dorados. Este relato es esencial para conocer las motivaciones del alejamiento del personaje, su regreso y, sin lugar a dudas, la evolución de la misma a lo largo del título.

Se podría decir que Warren Ellis vió un crecimiento del cinismo en el universo heroico provocado por Watchmen y la evolución necesaria que toda la generación Image necesitaba. Es fundamental pensar que Stormwatch fue un puntapié esencial para una nueva oleada de creativos, y una nueva forma de tomar al género que, por el contexto social de principios del nuevo siglo, se vieron cortadas de raíz.

Este número es una maestría argumental con una muestra de amor bastante extraña sobre el medio. Pero principalmente marca el cambio de calidad de las series bajo el sello de Jim Lee y la consagración de nuevos autores más ácidos en el universo heroico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: