Blacksad: Las nueve vidas del noir

Animales antropomórficos e incontables metáforas sobre la justicia, los policías y los criminales. Decir eso para describir a una obra como Blacksad sería una falta total y absoluta de respeto. Si de algo se valen los autores, Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido, para narrar sus historias protagonizadas por un felino azabache es de la realidad más cruda del mundo. El hombre es un ser horrible.

Blacksad

Muchas veces se ha visto al género noir o policial siendo protagonizado por animales, más que nada en comedias o películas de animación. Blacksad es lo opuesto a esa tesis. ¿Qué pasaría si en los Estados Unidos de mitades del siglo XX todas problemáticas sociales estuvieran representadas por animales?

En esta simple idea se basan los autores para narrar las aventuras del detective privado John Blacksad. Un gato negro como la noche, bonachón pero curtido por todas las malas jugadas del destino. A lo largo de cinco álbumes (por el momento), el felino recorrerá el país del norte para toparse con los movimientos sociales y culturales más importantes de la época. Desde la gran depresión en Nueva York, pasando por la persecución roja del Macarthismo, la white supremacy de Chicago y el boom del jazz en Nueva Orleans.

Juan Díaz Canales elabora unos guiones entrincados, típicos del género noir, pero con un énfasis en el contexto previamente mencionado. Si bien John Blacksad tiene luz propia, el resto de sus amigos, asociados, compinches y amoríos tienen lo suyo para ser memoriosos y dejarle al lector alguna que otra lección. Si bien las metáforas con los animales existen (empresarios de sangre fría como reptiles, búhos científicos, perros policías, etc.) cada analogía sirve para enaltecer al relato y no como un simple chiste. El ejemplo perfecto es el conflicto entre los animales de pelaje blanco y negro, emulando los enfrentamientos entre el Ku Klux Klan y los Black Panthers.

Blacksad_2

Solo Juanjo Guarnido podría darle forma e imagen al relato de Guarnido, con su estilo único que mezcla lo más crudo de la narrativa de Dashiel Hammet con los animales evocativos a producciones de Disney. Sus puestas en página cinemáticas dan la sensación de estar en un mundo paralelo donde la empresa del Ratón produce películas animadas para adultos. Y ni hablar de los colores, todos los álbumes se encuentran pintados con acuarelas y evocan el tono narrativo. Apagado y lúgubre para el primero, claroscuros para el segundo, vívidos y soleados para el quinto, etc.

¿Por dónde empezar a leer Blacksad? La realidad es que cualquier álbum puede ser una entrada digna al personaje. Para los más ansiosos, “Un lugar entre las sombras” es simplemente genial; “Arctic Nation” quizás es el mejor en ambas aristas de la narrativa de historietas; y los últimos tres hacen cierta referencia a algunos eventos y personajes del pasado pero no bajan la calidad en ninguna página.

Blacksad_3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: