Deadman: Rompiendo paneles

En 1974, José Luis García López armó una carpeta con sus trabajos previos para la editorial Columba y partió con rumbo a Estados Unidos, dispuesto a hacer vínculos con con editores. Allí, logró la aprobación de los headmasters más importantes de DC Comics (Joe Orlando, Julius Schwartz y Murray Boltinoff), generando una de las relaciones más fructíferas entre empleado y empleador, convirtiéndose el primero en sinónimo de lo segundo. Para 1986, Andrew Helfer lo buscó para encarar una miniserie que buscaba revivir a un personaje clásico pero no muy tenido en cuenta de la Silver Age.

RCO001

Deadman es una creación de Arnold Drake (también creador de Doom Patrol, Guardians of the Galaxy y guionista de cine clase B) y Carmine Infantino (creador de Elongated Man y del Flash de Tierra-1), publicado por primera vez en Strange Adventures #205 a pedido de su editor Jack Miller. Su alter-ego es Boston Brand, trapecista intrépido que, durante un espectáculo, es asesinado por alguien del público. Este fortuito accidente tuvo la intervención divina de la diosa Rama Kushna, quien le daría la posibilidad de seguir viviendo para encontrar a su asesino.

La posta de la historia fue tomada por Neal Adams, asociado fuertemente al personaje, quien guió su destino hacia el Nanda Parbat, un sanctum sanctorum donde las almas  impuras pueden encontrar descanso. Deadman se vuelve su protector de los ataques del Sensei, líder de los Scavengers, quien en la revista Brave and the Bold #86 intentaría una segunda irrupción en la ciudad mística, siendo detenido por Brand y Batman. Es a partir de ahí que Andrew Helfer, casi 20 años después, retoma la historia.

 

 

 

Para 1986, aunque solo pasaron un par de meses del último ataque del Sensei, Deadman está cansado del paraíso. Quiere volver al mundo de los vivos al menos por una noche, y renunciar a la misión de mantener el equilibrio del bien y el mal encomendada por Rama Kushna. Al volver junto con su hermano Cleveland Brand, decide visitar su antiguo circo. Durante esa estadía, quiere volver a ser trapecista poseyendo el cuerpo de su hermano. Sin embargo, durante una pirueta, vuelve a ser víctima de un asesinato.

Siendo nuevamente un espectro errante, a Boston solo le queda averiguar quién fue el asesino de su hermano. Es así como descubrirá una conspiración que va más allá de la familia Brand, involucrando a Rama Kushna, Nanda Parbat y el verdadero origen del Sensei.

 

 

 

A partir de acá, Helfer construye un whodunnit místico, donde la conspiranoia involucra el uso de tecnologías al servicio de la destrucción de una fuerza que está por encima de la humanidad. También pesan sobre el personaje y la historia, las reales intenciones de esta divinidad que obligan al mediador entre el bien y el mal (en este caso, Deadman) a cumplir sí o sí con parte de un trato que nunca tuvo intenciones de firmar. Boston es un personaje realmente torturado, parado en un lugar que nunca quiso, con una laxa moralidad entre el deber ser y el querer ser, y que además ve su vida atrapada en un loop, donde ahora el asesinado es su hermano.

Esta búsqueda de la verdad está acompañada por un magistral García López, haciendo gala de una narrativa que va más allá de los límites posibles. Si la página hubiera nacido bajo la bendición del dibujante en esta miniserie, probablemente nos llamaríamos 12 Paneles. Las secuencias acompañan el movimiento de Deadman en sus labores como trapecista, como puede verse en el splash donde Boston le escribe la carta a su hermano: se lee de arriba hacia abajo, con Deadman vivo arriba y muerto abajo, ascenso y caída.

RCO005_w

Para el resto de los personajes, los límites están por fuera de los marcos de sus paneles. García López no deja nada contenido en la página, permite que todos los cuerpos se expresen a sus anchas. Nos queda como anecdotario una acusación de Neal Adams, molesto por como le arruinaron al personaje al meterle tantas viñetas. La historia juzgará quién de los dos tiene razón.

One Comment on “Deadman: Rompiendo paneles

  1. Pingback: Distinguida Competencia 03: Helferismos, parte uno – 9 Paneles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: