Los Avengers según su segunda formación

Hoy en día el grupo de los Héroes más Poderosos de la Tierra es reconocido por sus amplias y variadas aventuras con el correr de los años y las formaciones. Mientras que la idea fundadora del título se basaba en este mismo concepto: los héroes de Marvel Comics se unen para hacer equipo, la revista tardaría un tiempo en encontrar su rumbo y evolucionar de esta ganchera pero simple idea.

Avengers_Vol_1_16

Marvel despegaba, a Spider-Man y los Fantastic Four les iba excelente a nivel comercial y las antologías como Tales to Astonish/of Suspense y Strange Tales, triunfaban con héroes protagonizando las aventuras principales. Era momento de hacer una nueva apuesta y Stan Lee lo sabía. Junto a su usual colaborador Jack Kirby, el editor y argumentador quiso repetir el éxito de la Primera Familia de Marvel proponiendo una revista protagonizada por un nuevo equipo. La diferencia es que el mismo sería conformado por los Héroes más Poderosos de la Tierra y que se unirían con el propósito de defender el planeta de las amenazas de los villanos más temibles bajo el nombre de The Avengers.

Es así como la primera formación del equipo se establecería con Ant-Man, Wasp, Thor, Iron Man y, unos números más tarde, el Captain America. La propuesta era sencilla, un villano surge para atacar la ciudad de Nueva York o desestabilizar el orden mundial, los Avengers lo detienen. Tan básica fue la idea que el título sufrió en consecuencia de esto, ya que una de las bases del éxito de la editorial en la década de los sesenta era cómo los personajes se relacionaban entre sí y el mundo a su alrededor. Al ser una familia, los Cuatro Fantásticos tenían una dinámica más volátil y dramática cuando se iban en una aventura. Ser un Avenger era sinónimo de un trabajo, con roles rotativos y reuniones ejecutivas para discutir una situación o un nuevo ataque de un villano. Además, el contraste entre los personajes no era explorado y si se asomaba algún conflicto interno, la virtuosidad de los mismos provocaba la resolución del mismo casi al instante.

Aquí un ejemplo de un conflicto típico del equipo clásico:

 

 

Iron Man (quizás el personaje más rico para trabajar sobre la dinámica al tener una doble identidad como Stark y su guardaespaldas) acepta el castigo por su irresponsabilidad. No hay mucho más que decir o hacer, los Avengers siguen sorteando desafíos. El problema persistiría por un tiempo y Lee se arriesgaría nuevamente para mantener el interés del lector, la formación tendría su primer gran cambio en el número #16.

Los miembros fundadores, Iron Man, Thor, Ant-Man y Wasp, se retirarían del equipo por decisión propia y razones personales. El Cap quedaba al mando hasta el regreso de sus camaradas pero mientras tanto llegaban los nuevos reclutas, Scarlet Witch, Quicksilver y Hawkeye. Todos villanos reformados que buscaban, por distintos motivos, una nueva chance de demostrarle al mundo su valía. Pero, si bien su motivación era válida, sus personalidades chocarían a cada instante, brindando esa chispa que tanto le faltaba a la revista.

 

Avengers 17

 

Steve Rogers  tenía que lidiar no solo con un plantel de un nivel de poder infinitamente inferior, sino que también tenía que marcar su posición constantemente. En la formación previa, el líder del equipo era un rol rotativo y democrático, ahora Cap debía cuidarse las espaldas de dos jóvenes con ambición de superarlo constantemente. Quicksilver era impulsado por el afán de proteger a Scarlet Witch y era más dócil a la hora de recibir órdenes, siempre y cuando su hermana no sufriera por ello. Pero Hawkeye significaba una insolencia tras otra, con insultos al Capi en cada oportunidad que se le presentara, e insinuaciones a Wanda Maximoff que decantaban en conflictos con Pietro, una rebeldía sin descanso.

Además, al ser muchísimo menos poderosos que sus predecesores y contar con menos recursos, los héroes debían valerse más por sí mismos a la hora de vencer a los villanos. E incluso, las amenazas seguían siendo igual de poderosas y hasta incluso más preparadas que antes. Villanos como Doctor Doom o Kang reaparecerían para tener revancha y desafiar a la nueva versión de los Avengers. Esto daba otro aire al título y cambiaba la manera de resolver los conflictos, una semilla implantada que florecería en el próximo equipo creativo, integrado por Roy Thomas y John Buscema, que explotaría esta dinámica y cambios para llevarlos a un éxito descomunal.

 

Avengers 25

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: