Rocket Raccoon: Animales en el espacio con diamantes

Tal como DC Comics en los 60, Marvel utilizó, en los 70, varias revistas de antologías como base de experimentación. La Marvel Preview fue el útero ideal para dos personajes que hoy gozan de una popularidad inmensa. Primero vino Star Lord y, en el séptimo número de la colección publicado en el verano de 1976, vio nacer a Rocket, un mapache inteligente creado por Bill Mantlo y Keith Giffen, inspirado en la canción Rocky raccoon de The Beatles. Siendo su máxima creación, Bill no detuvo su idea quijotesca de un título propio para Rocket, cuyo objetivo llegaría casi 10 años después.

El segundo intento de Mantlo por rescatar al personaje llegó en mayo de 1982, en el número 271 de The Incredible Hulk, título que tenía a cargo junto con Sal Buscema. Esta historia, que marca el 20 aniversario del coloso esmeralda, funciona como prólogo a la miniserie de cuatro revistas protagonizada por Rocket, que se publicaría tres años después.

Rocket es el guardián protector del Cuadrante Keystone, habitado en su mayoría por animales modificados genéticamente para poseer inteligencia humana y ser bípedos. En el cuadrante, es asesinado un lagarto a manos de un payaso asesino que recibe órdenes de Judson Jake, desatando una guerra entre el control de la Spacewheel donde la víctima trabajaba como juguetero. Rocket es convocado para resolver el crimen. En el medio de todo, se destapan conspiraciones, verdaderas intenciones y el origen de estos personajes.

Lo más interesante de la historia es el contexto desarrollado. Si bien podríamos calificarla como un delirio absoluto de la Marvel ochentosa con algunas referencias a la cultura pop del momento, la realidad es que el planeta donde habita Rocket junto a su inseparable camarada Wal-Rus y su novia Lylla, es un gigantesco loquero. En tiempos anteriores, utilizaron el terreno para intentar ayudar a personas insanas, pero con falta de éxito, hasta que comenzaron a modificar animales que sirvieran de compañía. Sentarse a pensar la historia como un fracaso ante personas desamparadas le quita el costado cute que puede tener una epopeya espacial con animalitos peludos.

Hablando de “animalitos peludos”, es para destacar el trabajo de un Mike Mignola primerizo. Sus primeros trabajos en Marvel durante los 80, incluída esta mini, muestra un estilo más clásico, todavía lejos de ese cubismo tan reconocible en Hellboy o trabajos más cercanos a la década del 90.

El destino es cruel, y si bien la miniserie contentó a Bill Mantlo, el guionista sufrió un accidente vial en 1992, dejándolo postrado con severas lesiones mentales y buscando ayuda monetaria por vías de crowfunding. Pese a este triste revés, Bill pudo ver cómo su hijo predilecto llegó a conquistar el firmamento del Universo Marvel tras su aparición en la formación 2008 de Guardians of the Galaxy (de Dan Abnett y Andy Lanning) y su posterior réplica cinematográfica en 2014. Hoy, el querido Rocket es un engranaje más del Marvel Cinematic Universe tras el estreno de Avengers: Endgame. Finalmente, Bill Mantlo triunfó.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: