El favorito según Maximilano Barbalace

Grant Morrison, el shaman del cómic, es para muchos un fanático de la Silver Age. Un psicodélico revolucionario que sabe cómo transmitir la magia del caos que profesa hacia las viñetas. Durante el final de su época en Marvel Comics, el escritor escocés involucrado más con DC Comics, se permite desarrollar una historia en Vertigo que nunca llegó a la Casa de las Ideas.

Durante The Filth, Chris Weston prestó sus lápices para construir una Inglaterra al borde de la infamia total, en un mundo convertido en una burla satírica de agentes secretos vestidos con los icónicos chalecos de “Sgt. Pepper” y pelucas fluorescentes, la decadencia del modo de vida globalizado parece ir en un vórtice imparable. En apenas cuatro páginas, el artista muestra lo escatológico de la serie, empezando con un asesinato vulgar, la compra de revistas porno delante de dos niñas de preescolar o la ingesta de mocos salidos de una nariz, haciendo notar la repugnancia de este universo.

Greg, el protagonista, es un hombre calvo de mediana edad patético que disfruta de las revistas porno trans, de masturbarse mientras en la tele el mundo se va al diablo y que solo vive por su gato Tony, su animal de compañía que comienza a sentir el pasar de los años con un sin fin de enfermedades. 

RCO010_1471320515

Es aquí cuando a este hombre promedio lo re-activan anulando su “para persona” revelando su verdadera identidad, Slade, alguien que parece ser el agente más capaz dentro de la organización The Hand, se encuentra disconforme con abandonar su anterior identidad e incluso lidiar con la muerte de su compañero felino.

El eje de toda la trama es cómo Greg/Slade debe enfrentarse al hecho de que su realidad no es como la que él concibe y que estar nuevamente en las filas de este equipo puede ser un quiebre emocional impactante. Por eso mismo vive en plena negación de ser nuevamente un activo.

El “villano” al que persiguen durante toda la serie es Spartacus Hughes, un Burt Reynolds degenerado y sádico que parece tener su propia agenda. Al ser un miembro renegado, sus actos parecen también jugar a favor de La Mano pero su objetivo es reactivar las sospechas de Greg para así hacer caer todo el sistema.

RCO019_1471320515

Aunque el guión de Morrison es solemne y va adentrándose más en cuestiones tales como la humanidad, la importancia de los animales en la vida o la función del sistema en nuestras vidas, el autor estaba en plena época oscura con la pérdida de su gato, el maltrato en Marvel, y todos estos sufrimientos se ven plasmados en las páginas de esta historia.

En el arte es inevitable mencionar la dupla Chris Weston y Gary Erskine, ambos grandes veteranos del cómic británico en 2000 AD con sus trabajos en Indigo Prime y City of Silence. El primero de ellos dibuja y el segundo entinta, convirtiendo todo el arte en una semiosis espectacular que no escatima en vulgaridades o rostros diversos.

RCO020_1471320515

Además de la creación de un mundo sublime, superior a cualquier otro trabajo en el que el metatexto dentro de la narrativa singular de este equipo empuja al lector a observar comentarios sobre los superhéroes o el gobierno norteamericano. Capaz por eso mismo el cierre de esta serie de trece números es tan emocional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: