Cage!: Cruzando la 110th St.

La constante renovación en la que estuvo Marvel Comics desde los ’90 en adelante, sin importar sus resultados, hizo que varios personajes que transcurrieron su vida tras la sombra, pasaran al frente. Es así como en 2005, Brian Michael Bendis puso a uno de los Héroes de Alquiler en los New Avengers, y probablemente mucha gente se enterara de la existencia de un personaje nacido como respuesta al blaxploitation. Sin embargo, hubieron varios fans del personaje antes de esta llegada. Uno es cierto actor que tomó el apellido del personaje para tapar su famoso Coppola, y otro es Genndy Tartakovsky.

RCO001

Esta miniserie de cuatro números, era un proyecto que el creador de Dexter’s Laboratory y Samurai Jack tenía en el tintero desde el 2007. Pero diversos trabajos fueron pateando su realización y posterior publicación, hasta que finalmente en 2016 vio la luz el primer issue, bajo el marco del Marvel NOW! Sin embargo, la historia no transcurre “en el presente”, sino que la fecha está fijada en el año 1977. Rigor histórico, el bueno de Luke Cage recupera su traje clásico que hace ya tiempo no viste.

En Nueva York, los héroes están desapareciendo, y Luke comienza a averiguar qué está pasando. En plena investigación, es abordado por un rejunte de los villanos clásicos del personaje, tales como Chemistro o Mr. Fish. Sin embargo, tras huir del ataque, es golpeado, cayendo inconsciente y despertando en una jungla dominada por animales humanoides, encargados a secuestrar a los héroes neoyorkinos.

Lo más interesante de la historia a nivel guión es el trabajo  de investigación. Los héroes que fueron secuestrados y mostrados, eran las creaciones más recientes de la editorial: su popular partenaire Iron Fist, Brother Voodoo, Ghost Rider, Misty Knight, Black Panther (en rigor histórico, su primera serie fue en esta década) y Dazzler. Los cameos de los villanos extraños que tuvo Cage y la forma de narración por parte de la voz en off que tanto acompaña en los cómics viejos, hoy ya prácticamente abandonados. Además,  el hecho de una historia tan absurda como creíble, si nos dejamos abstraer por un suspension of disbelief seteado con la intención de leer un cómic que parece haber salido de la década del 70.

No se puede terminar la reseña sin hacer mención al fino arte de Genndy. Obviamente el estilo cartoonesco del ruso está completamente alejado de lo que George Tuska supo hacer al tomar los lápices del héroe del Harlem, pero sin desentonar. Aquellos que hayan crecido disfrutando sus trabajos de animación para Cartoon Network ya saben con qué se pueden encontrar, pero además demuestra tener un nivel de detalle, gran sentido de dinámica y narrativa con viñetas muy soberbias. Y, por sobre toda las cosas, unas demenciales splash pages simples y dobles, más que nada en la segunda revista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: