Antologías según Batman

Seamos honestos, el mito de que Batman es sinónimo absoluto de oscuridad, tristeza y melancolía es completamente falso. Las pruebas irrefutables podrían llegar a ser esas historias de ciencia ficción, optimismo y aventura que proliferaban en la Silver Age o incluso varios episodios de su aclamada serie de televisión comandada por Bruce Timm, Alan Brennert y Paul Dini. Batman: Black and White podría también ser una prueba más en este caso judicial a favor de la ruptura del mito, ya que si bien presenta una estética más definida y solemne, el objetivo de la misma fue siempre explotar las diferentes variantes y potencialidades narrativas que presenta el Murciélago.

batman_black_and_white_vol1_2ed_WEB-1080x675

Batman: Black and White surge gracias a los deseos de Mark Chiarello, ex Director de Arte para DC Comics, por homenajear a su mentor y amigo Archie Goodwin. Chiarello fue asistente de Goodwin durante su etapa como Editor en Marvel Comics y allí desarrollaron una suerte de amistad y relación como profesor-alumno. El legendario editor educó al joven artista en cómo debería ser el rol ideal de esta posición en una editorial. En una entrevista, Chiarello confesó la mayor enseñanza que le brindó su amigo en este tiempo: “Mark, contrata a los mejores talentos. Los mejores dibujantes y guionistas que puedas. Y, entonces, quítate de en medio. Deja que hagan aquello en lo que son buenos”. Y Batman: Black and White es testimonio de esa enseñanza.

El primer volumen constaba de una miniserie de seis números dibujada y guionizada por los artistas más reconocidos de la industria americana y algunos otros talentos internacionales.  Entre las figuras clásicas están Howard Chaykin, Bill Sienkiewicz, Richard Corben, Joe Kubert, Matt Wagner, Brian Stelfreeze, Dennis O’Neil, el propio Goodwin, Walt Simonson y más talentos inamovibles del cómic americano. Pero a estos ya se los ha visto escribir y dibujar a Batman, la verdadera riqueza de este volumen está en los invitados internacionales como José Muñoz, Liberatore, Jorge Zaffino, Brian Bolland y Katsuhiro Otomo. Todas narraciones muy cuidadas a nivel artístico y con carta blanca para los autores con el objetivo de explotar sus talentos en sintonía con el universo del Encapotado. Incluso se lograron incluir varios pin-ups de artistas de la talla de Alex Toth, Barry Windsor Smith, Michael Kaluta, Frank Miller y el mismísimo Mœbius.

110bb4e35518e4bde9f0bb45e182e8e640be0383v2_hq

El segundo volumen es una suerte de fantasma, ya que sí existe el tomo recopilatorio pero no salió como serie regular o miniserie. Las historias que ocupan esta segunda vuelta primero salieron publicadas como back-ups en la revista Gotham Knights lanzada durante la década del 2000. Y si bien estas historias se valen más del talento americano del momento, quitando así los lápices internacionales y perdiendo un poco el valor de la antología, la calidad mantiene bastante el estándar de su predecesora, aún con estos sacrificios. Es menester también mencionar que en esta versión hay más autores que explotan el lado más inocente y aventurero de Batman como John Byrne, Dave Gibbons, Ty Templeton junto a Marie Severin, y Chris Claremont haciendo equipo con Steve Rude y Mark Buckingham. Otro dato no menor es que esta vez se sumaron dos talentos argentinos contemporáneos y de grandes virtudes artísticas como lo son Eduardo Risso y Enrique Breccia.

003

El tercer y último volumen ya sí volvió al formato de miniserie y salió por el año 2013, nuevamente comandado por Mark Chiarello y en homenaje a su mentor. En esta oportunidad se busca más explotar el talento actual con el que contaba la editorial y con una estética más pop. Nombres como Cliff Chiang, Mike Allred, Michael Cho, Joe Quiñones, Chris Samnee, Dustin Nguyen, Javier Pulido, Andrew Robinson, Paolo Rivera y muchos más, dictan una búsqueda por una suerte de estética más actual y no tan clásica para Batman. Pero claro esta vez los lápices foráneos no podían faltar, es así que llamaron a artistas de la talla de Rubén Pellejero, Sean Murphy, Rafael Grampá y Rian Hughes, entre otros.

e474d084b9444ac65c1d0f5caf50d31b

La clave de estas antologías estuvo en juntar el talento correcto para que explotaran la variante de Batman con la que se sintieran más cómodos o que más les interesase para decir algo. El resultado son un baluarte de historias cortas tan interesantes como efectivas, tanto para el personaje como para sus autores. Estas historias se han recopilado en tres tomos de dimensiones aún más grandes que las de un tpb normal, para así hacerle justicia al arte que lleva dentro de sus páginas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: