Antologías según Marvel Comics

Marvel Fanfare es el salto cualitativo de una Marvel ochentera que se permitía experimentar con formatos, ediciones, historias y tecnología. Así es como esta serie encuentra a su curador en Al Milgrom, un clásico miembro de la plantilla editorial, quien toma el trabajo de manejar uno de los proyectos más ambiciosos.

Con una regularidad bimensual y el doble de costo de las colecciones regulares, Marvel Fanfare aportaba una revista del doble de páginas y un papel de mayor calidad que permitía un mejoramiento en los procesos productivos para así aumentar su pedigrí, muy similar a las entregas de Epic Comics. A su vez, estaba libre de anuncios y los artistas ganaban un bono del 50% por su participación en el título.

Los primeros cuatro números unían al guionista estrella Chris Claremont con los personajes más emblemáticos de la época, los X-Men y Spider-Man en la Tierra Salvaje. En el apartado artístico, el patriarca mutante tenía la ventaja de contar con tres de los mejores dibujantes de la época. El primero de ellos sería Michael Golden, magnífico caricaturista que desempolvó sus lápices en dos números. Los siguientes tuvieron el arte de Dave Cockrum y de un novato pero también virtuoso dibujante, Paul Smith. Los tres se sumarían a la cabecera Uncanny X-Men posteriormente.

 

Marvel Fanfare 010-34

A partir de este arranque sublime, la serie abandona a los mutantes y se concentra más en algunos héroes ya consagrados, como también personajes de antaño e incluso algunos de la literatura universal como los del Jungle’s Book. A su vez, un gran gancho de Milgrom era buscar entre la pila de material que se encontraba en el inventario de la editorial para terminar dándole luz verde a una historieta “perdida”.

Estas historias no eran la mayoría del material publicado, pero sí capaz dejaban un marcado interés en los lectores. Desde la re utilizada historia de Frank Miller para el Captain America, como también el número no publicado de John Buscema para Silver Surfer o el especial de John Byrne para Hulk. No es como si el curador de la serie dejaba entrar cualquier historia en la misma, pero entre lo reciclado buscaba lo más aceptable.

 

MF60-02
Última columna de Al Milgrom

Además de este sin fin de equipos y relatos, la Fanfare contaba con otras particulares características, tales como la columna editorial en la que el coordinador se encargaba de mofarse o adelantar los detalles de la actual entrega. Además, acreditaba debidamente a los artistas que ofrecían pin ups, un elemento muy emblemático de cada número. Es en estas secciones donde Milgrom hablaba con su público, encargándose de explicar el porqué de la cancelación en el número #60.

Es lamentable poder leer del propio curador que los objetivos de la revista ya quedaron superados, la calidad magnánima de la que se vanagloriaba ya era un estándar “cotidiano” y el poco tiempo que tenía para cuidar de esta cabecera le demandaba demasiado esfuerzo, además de la caída de las ventas. Finalmente la serie daba un cierre con bombos y platillos.

En una nota personal, mi cariño inmenso por esta serie me brinda la oportunidad que, a partir del final de esta semana temática, Nueve Paneles tendrá una columna especifica reseñando los 60 números de esta antología, con la intención de que el público comiquero tenga noción de con qué se puede llegar a encontrar si ve alguna de estas revistas en bateas.

One Comment on “Antologías según Marvel Comics

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: