Diseccionando Ongoings: Plastic Man de Kyle Baker (Parte 1)

¡Bienvenidos a una nueva sección dentro de las reseñas habituales de 9 Paneles! La intención de Diseccionando ongoings, es de hacer mes a mes reseñas más completas de una serie regular por varias partes, separando por arcos argumentales o reediciones en trade paperbacks (u otro formato) en lugar de una única reseña abarcativa. Las primeras entregas de esta sección están dedicadas a la última serie regular que tuvo el clásico personaje de la Golden Age.

 

 

Desde su concepción en la Golden Age de la mano de Jack Cole, ilustrador de la Playboy cuyo único éxito fue este personaje y que terminaría suicidándose dando un triste final a una prematura carrera en ascenso, Plastic Man siempre fue una rara avis. En una época donde los superhéroes carecían de un alto vuelo y todas sus misiones se reducían a matones o actos proselitistas al respecto de la 2da Guerra Mundial, este gangster reconvertido en héroe viviría aventuras extrañísimas con demasiado humor encima.

Terminada esta era dorada, su carrera en papel sería muy escueta y espaciada hasta los 90, donde Grant Morrison lo incluye en su Justice League. Allí gozó de una pequeña popularidad que nunca le fue ajena ya que el personaje llegó a tener su propia serie cartoon para televisión a finales de los 70. Sin embargo, el encargado de darle un nuevo título propio fue Kyle Baker, que decide remontarse a las historias contadas por Cole, pero con ese estilo tan particular suyo y que le calza a la perfección.

 

Durante los primeros seis números, el querido Plas tiene que lavar su ¿buen? nombre ante sus jefes en el FBI. Una licencia de conducir a nombre de Eel O’Brian es encontrada en una escena del crimen y cualquier connoisseur del personaje sabe que ese es el nombre civil del héroe, pero en caso que uno nunca se haya acercado a la historia original, Baker se encarga de contarla en algunas pocas páginas.

Fiel a su estilo repleto de elementos y secuencias graciosas ilustradas con maestría, Plastic Man recurre a todas las posibilidades que tiene a la mano como un héroe ahora clandestino. Tratando de evitar a la implacable Agente Morgan, quien no solo no se banca la pesadez de Plas cuando le toca ser co-equiper en la investigación del caso, sino que, al ser muy efectiva en su trabajo, no descansará en atrapar a Eel.

 

Los momentos más interesantes son cuando ocurren los dos plot-twist clave de este arco. Cuando finalmente, y por culpa del tan inútil como querible Woozy Winks, se revela que Plastic es Eel O’Brian. Woozy se siente muy dolido por haber traicionado (sin haberse dado cuenta, por supuesto) a la única persona que lo quería, pero también se siente  confundido por haber admirado todo el tiempo a un gangster. Resuelve lavar sus culpas… Convirtiéndose en superhéroe.

Por otro lado, el giro más divertido se da cuando se revela en el último número del arco, que la Agente Morgan es Nancy, la ex-mujer de Eel O’Brian. Cuenta el flashback que ella se quedó esperando a Brian la noche del atraco donde un ácido lo convirtió en Plastic Man, y él nunca volvió como le había prometido. Juró venganza haciéndose una cirugía plástica y entrenando fuerte para entrar al FBI, inculpar a Plas y atraparlo.

Estas primeras seis revistas quedaron recopiladas en un trade paperback hoy descatalogado, aunque la editorial Salvat lo incluyó en su colección de Novelas Gráficas de DC, haciendo que sea un libro de fácil acceso dentro de las comiquerías y puestos de diarios porteños. Sin embargo, este recopilado comete el pecado de dejar afuera el Issue #07, un stand alone hecho íntegramente por Scott Morse, donde Plas ayuda al pobre Woozy a conseguir pareja.

Sin dudas, Kyle Baker es la única persona indicada para cargarse al hombro un ongoing de uno de los personajes más graciosos del Universo DC. No solo por su ironía al momento de escribir, algo visto en otras obras previas, sino por su estilo de dibujo, muy estilizado al cartoon para esta historia y que a Plastic Man y toda su diégesis, le queda perfecto. El mes que viene, seguiremos con las historias del entrañable Eel en manos de Baker.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: