Memorabilia: Spider-Man’s Tangled Web #11

Los 14 de febrero nadie debería quedar solo y/o sin amor, seas bueno, malo, una persona real o de ficción. Para esta aventura de la muy recomendable antología Spider-Man’s Tangled Web, ambientada justamente en el día de San Valentín, el artista integral Darwyn Cooke nos obsequia una carta de amor que tan bien retrata la “suerte Parker”  que acompañó al arácnido en sus casi 57 años de vida. Además de las verdaderas intenciones del villano protagonista de este one-shot, el Vulture.

RCO001_1468225477

Una de las particularidades de esta antología era no solo la aparición de equipos que poco tuvieran que ver con el arácnido (Paul Pope, Kaare Andrews, Garth Ennis y nuestro valor personal Eduardo Risso entre otros), sino que muchas de las historias están protagonizadas en parte por personajes de la vasta galería del arácnidomientras que Spider-Man suele tener una participación reducida tal como en este issue. Las dos historias que hizo Cooke están enfocadas en días festivos (el número #21 es una historia navideña).

Spider-Man está tras la pista del Vulture que acaba de robar una joyería, pierde la pelea y… Esa es toda la acción que vamos a ver en la revista. Corte a la redacción del Daily Bugle donde en simultáneo, dos trabajadoras terminan su jornada. El joven becario Spence Williams, nuestro nexo con la historia, nos muestra cómo es su trabajo de cadete que lleva el café a la oficina y las relaciones establecidas en dicha cafetería, la cual se convierte también en el escenario de la historia. Jill y Kay, las redactoras que vimos con anterioridad, arriban al café esperando a su cita del día, quien para sorpresa de nadie, es Peter Parker.

 

Uno de los tópicos más hablados en Spider-Man son justamente las relaciones tanto de él como de su alter-ego con las mujeres, cuyas apariciones son casi tan vastas como la de villanos. Resulta divertido leer los primeros años de la serie, cómo Betty Brant sentía amor por Peter pero despreciaba profundamente a Spidey. La devoción de Peter por su tía May, su trágico amorío con Gwen Stacy, la mítica pareja Mary Jane Watson, los idas y vueltas con Black Cat; no se puede no hacer un cómic arácnido sin alguna relación establecida entre Peter y ellas.

Darwyn nos muestra a la perfección cómo es Peter con el sexo femenino: no importa que esté siendo avasallado por una mujer, sus preocupaciones van a estar siempre con la salud de su tía, las deudas y los villanos. Nos muestra también cómo las dos jóvenes retratan, o más bien idealizan, al joven fotógrafo y el funcionamiento de la “suerte Parker”, ya que durante las discusiones en el café, él está tirado en un callejón, malherido y congelado. Pero por algo decimos que es la “suerte”, y él terminará seguramente en los brazos de alguna.

 

Y en cuanto al Vulture…

RCO038_1468225477

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: