Dar un paseo por Lo Salvaje

Cada dos años, la editorial La Pinta publica la revista Doppelgänger, donde los artistas integrales Matías San Juan y Pablo Vigo hacen historias unitarias o serializadas. En solo cuatro números, ambos dieron muestra de la versatilidad de su arte, y en 2017, Maten al Mensajero publicó un compilado con algunas de las historias de Vigo, junto con otro material inédito.

14. Vigo - Lo Salvaje - en alta

El motor que mueve a las historias de Lo Salvaje, es como aborda la existencia de los seres humanos que protagonizan las historias. Todas nos sitúan en un momento de la vida de cada personaje, pero ese momento no es uno trascendental. Probablemente no sea el mejor día de su vida ni el peor, simplemente un instante detenido en el tiempo. Pero, ¿cuál es la particularidad de ese instante? En todos, nadie parece estar pasando un buen momento.

El anecdotario perpetuo es tragicómico, desde el recuerdo cuasi traumático de un chico de 12 años al que una amiga por correspondencia le hace la paja por primera vez (Lo Salvaje, el relato que le da título al libro), pasando por un estudiante de periodismo enfrascado en una delirante e infumable conversación con su portero y un vecino, mientras tiene un soliloquio mental repasando cómo su vida se le escapa de las manos. (Salto). Todos ellos y ellas tienen, en lugar de una chance de brillar, una chance de pasarla más o menos mal, pero no hay sufrimiento perpetuo.

Lo más cautivante de los relatos, es su potencial de funcionar como un espejo donde cada uno de los lectores se puede ver reflejado con facilidad. Nadie está enfrascado en una tarea hercúlea, nadie tiene que ir a pelear con archivillanos, no. ¿Quién no conoció a un mufa en su vida? ¿Nadie tuvo un día tan de mierda desde que te levantas hasta que te acostas? El encanto máximo de Lo Salvaje es su función de aguafuerte porteña. Pablo funciona como un observador absoluto de las miserias habituales y, aún así, la manera en cómo las cuenta permite que nos riamos por un instante, como el que puede reaccionar de esa manera cuando todo le sale mal.

También hay lugar para historias un poco más pesadas como Mateo. En ella, una tía copada lidia entre su sobrina adolescente, un nene hiperkinético y un celular que no deja de bombardearla con mensajes inútiles, cuando espera “el” mensaje, ese que nunca le llegará. Esa ansiedad moderna del WhatsApp y la inmediatez de la comunicación, punto de partida para varias discusiones conyugales, acá narradas de un modo tan soberbio como melancólico.

Párrafo aparte para el arte de Vigo, de trazos tan simples en expresiones faciales como complejos para todo lo demás. Un estilo que marida lo mejor de maestros de trazo grueso como Daniel Clowes o Charles Burns, compartiendo también un modo narrativo con el primero. La bendición de este libro recopilatorio, es que está impreso con un color que le otorga una dimensión más al arte, originalmente publicado en blanco y negro.

LoSalvaje_Historia_02

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: