Shade según Steve Ditko

Los últimos años mainstream de Steve Ditko oscilaban entre la Charlton Comics y DC Comics, donde dio rienda suelta a su creatividad. Para la primera editorial, definió a varios personajes clásicos hoy propiedad de la Distinguida Competencia, mientras que para ésta, se encargó de diseñar nuevos. En esa última ida y venida, creó a Rac Shade, agente de Meta. Una obra de sci-fi que muestra a un Ditko definitivo en lo que al arte se refiere.

RCO001

Shade the Changing Man es una obra donde el dibujante fue amo y señor, exceptuando por los diálogos a cargo de un Michael Fleisher bastante acartonado con mucho texto sobrexplicativo y exceso de globos de pensamiento, algo propio de hace sesenta años atrás. Éste también era el regreso de Steve a la creación de un personaje y concepto nuevo, después de casi una década de sus Creeper y Hawk and Dove. Él ya comenzaba a alejarse de la idea del superhéroe, abrazando conceptos duros como Mr. A, y esta serie funciona como un puente perfecto entre una saga superheróica y una historia más cargada de conspiración, gran elenco y, sobre todo, una espectacularidad en el dibujo.

Rac Shade es un agente secreto de Meta-Zone, un planeta cercano a la Tierra, que carga con una sentencia a muerte por traición. Su intención de limpiar su nombre se complica a medida que, exiliado en la Tierra, se encuentra con problemas provenientes de Meta. Entre problemas con gangsters en busca de gente que lo incriminó, persecución de otros agentes (entre ellos, su ex-prometida Mellu) y la llegada de otros entes cósmicos malignos, Shade no la tiene fácil. Sin embargo, carga con él la M-Vest, un objeto científico de alto poder, que distorsiona por completo su cuerpo.

 

¿Por qué considero que en Shade radica el mejor Steve Ditko como dibujante? Por un lado, hay una notable evolución de lo que se puede comparar en obras de los años 60 (en Marvel sobre todo). Sus expresiones faciales son más marcadas, y en algunas muestra un registro bastante más variado que en otras épocas, donde las caras quizás pasaban de ser algunas pocas líneas a una explosión de expresividad. El entintado y el color (ambos realizados por él) le juegan mucho a favor.

Por otro lado, aprovechando las habilidades de Shade, hay mucho grotesco propio del Ditko de los años cincuenta, previo al apogeo marvelita, cuando se dedicaba a hacer historias de terror. Las posibilidades de tener un cuerpo cambiante, le permite hacer rostros monstruosos, extremidades gigantes con una desproporción muy cuidada, por más contradictorio que pueda sonar esto.

 

En lo que la historia refiere, Meta es un planeta de avanzada, que se encuentra, reitero, separada de la Tierra (o Earth-Zone) por un vacío. Esta diégesis armada por el maestro le permite también elaborar grandes diseños, sobre todo del dicho vacío basado levemente en la Dark Dimension del Doctor Strange. Incluso, el nexo entre la Earth-Zone y Meta-Zone es un templo religioso bastante similar al Sanctum Sanctorum. Si bien se mantienen distantes de lo que ocurre en nuestro planeta, agentes malignos de Meta sí tienen intereses de explotación con nosotros, lo que desemboca en una invasión que solo Shade, gracias a su M-Vest, puede detener. Pero…

 

RCO032

Ocurrió la implosión. En los años previos a esta llegada de Ditko, DC al igual que Marvel en los sesenta, comienza a inundar el mercado con una cantidad absurda de títulos y con más páginas, lo que implica un aumento del costo de la revista (cabe agregar, para ese entonces el precio del papel había aumentado). Obviamente, esta movida tiene sus consecuencias, y los cómics de bajas ventas (o aquellos recién iniciados, como Shade) fueron cancelados o fusionados con otros de mejor éxito.

En el momento que Shade, que despertaba de un coma, se disponía a liberar una gran batalla en la Tierra, el título desaparece. La novena revista apareció en un aschan impreso a blanco y negro, de distribución interna llamado Cancelled Comics Cavalcade, que se les entregaba a los artistas involucrados y a las oficinas de Derechos de Autor de Estados Unidos.

 

202eb39456b0770d1f746b1610fb78aa

Lo que parecía ser un final injusto, continúa con Rac en el Suicide Squad, título considerado por gente de la editorial como el lugar donde se podían matar personajes que ya nadie quería usar. Sin embargo, en la última década del siglo XX, Peter Milligan y Chris Bachalo se encargarían de elevar al personaje a la gloria. Pero eso es historia para otro día…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: