The Question según Steve Ditko

Durante los años de vida de la Charlton Comics, Steve Ditko se dispuso a renovar al Blue Beetle de antaño y a su vez en las páginas finales de esa cabecera el artista presentaba su versión light de Mr. A, un reportero incorruptible con una vara moral por encima de todos que buscaba respuestas a preguntas que nadie se hacía. 

Vic Sage es un presentador de TV que se dedica a revelar la corrupción del bajo mundo y de empresarios, todo lo que está fétido y corrupto por el dinero. Por encima de todo ello está el equipo de aliados que conserva el elocuente periodista con la habilidad de representar su juicio moral y guiar a la audiencia.

RCO026_1472782921

The Question fue, además del susodicho Mr A., la plataforma ideológica para representar los ideales del objetivismo de Ayn Rand a un público más mainstream y enamorado de los superhéroes. Durante al menos cinco fill-ins y un one shot en Mysterious Suspense, el héroe, conformado por sus dos identidades, es el juez moral de la buena conducta y por eso mismo víctima de agravios e intentos de deslegitimación. 

Ditko en cuanto lo artístico hace uso y abuso de la grilla de nueve. Además de una prosa, muy pesada por ciertos momentos, con innumerables frases hechas para acentuar el rol de los protagonistas como héroes y villanos. Aún así su arte no escatima en dinamismo cuando se precisa, aunque éste podría ser poco común en estas historias. 


No obstante, en las pocas páginas que elaboró el artista integral, se puede ver en ellas una intencionalidad de hacer a la máscara solo un simple artilugio. Las batallas las enfrenta y las termina Vic Sage, esa es una diferencia particular al agarrar un comic de “vigilantes”. Incluso carece de un interés particular por salvar las vidas de los criminales. 

Algo a tomar en cuenta, y creo que termina de certificar la personalidad del creador, es que en cada informe o momento de disputa pública que tiene el protagonista, la masa televisiva es representada como haragana, poco interesada o tan corrupta como los criminales a los que el héroe de turno planea atrapar. No es un simple detalle, es lo que el ya fenecido autor pensaba de aquellos que conformaban lo popular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: