El fin del mundo según Buronson y Hara

En el árido desierto australiano, el director de cine George Miller puso a Mel Gibson a bordo de un auto a alta velocidad en un lugar donde reinaba una distopía, el colapso de la sociedad en pos de algunas pandillas ultraviolentas. Mad Max, estrenada en 1979, supuso un hito de culto, y su secuela estrenada dos años después, llevaría las cosas al límite de un mundo post apocalíptico. Pero, ¿qué tienen que ver un blockbuster clásico con uno de los más grandes hitos de la Weekly Shonen Jump? Muchísimo.

D9I0c5OXkAYV5jw

Hokuto No Ken (Fist of the North Star) es la magnum opus del guionista Buronson y el dibujante Tetsuo Hara. La historia sigue a Kenshiro recorriendo una Japón diezmada, convertida en un desierto donde varias pandillas atacan poblados en búsqueda del tesoro más preciado: agua y comida. La misión de Ken es salvar a las víctimas de estos salvajes con la intención de preservar el futuro de la humanidad.

Si bien resumido de esta manera, la trama puede parecer repetitiva en cuanto al contenido, la originalidad reside en cómo se las arregla nuestro héroe para ser un arma asesina. Kenshiro domina las artes marciales con maestría, como alumno de la Escuela de la Osa Mayor, uno de los entrenamientos más antiguos de China y como tal, es portador de la técnica definitiva de combate, el Puño de la Estrella del Norte. El Puño implica tocar los tsubos (puntos de poder) del enemigo para poder asesinarlo de una forma tan certera como brutal. Dentro de la escuela, solo un alumno puede poseer una de las técnicas definitivas, heredadas de sus padres. Por tanto, en diversos momentos de la historia, Ken debe enfrentarse a antagonistas con su mismo nivel de poder, e incluso superior, enriqueciendo la mitología de este shonen.

41

Obviamente, las brutalidades no podrían estar mejor representadas gracias a Tetsuo Hara y su troupé de ayudantes. El dibujante es gráfico en cuanto a explosiones y mutilaciones corporales, no se guarda ninguna tripa o litro de sangre, todo esto acompañado por una magistral clase de narrativa visual. Las ráfagas de puños, los movimientos del cuerpo cual ballet sangriento, hacen que una historia violenta sea bella de observar.

Otro fuerte es la expresividad corporal de Hara para con las poses, extremidades y manos, que enriquecen por completo el relato visual y hasta generó escuela, sobre todo en Hirohiko Araki. Las figuras esculturales del hombre y la mujer inspiradas en las representaciones de los Dioses giregos en sus estatuas, y las extravagancias en el movimiento que se ven en la primera parte de Jojo’s Bizarre Adventure, tienen su origen acá.

Pese a estar situados hoy en un momento donde se habla de la llamada “cultura pop” y del retorno hipster de décadas pasadas, la mezcla perfecta entre artes marciales, mundo postapocalíptico y hasta western (Kenshiro es un lone ranger), hace que Hokuto No Ken nunca haya dejado de ser moderno. Desde la mezcla tan extraña de conceptos hasta la manera de narrar, la obra posee una vigencia absoluta, sostenida por el marcado éxito, sus secuelas, precuelas y adaptaciones al animé con series, OVAs, films animados y una película live-action.

38

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: