El rey de la historieta: el discreto encanto de la mala leche

Empatizar con el personaje de la obra que estas leyendo hace que la lectura sea placentera. Te preocupas por lo que le pasa y hasta te alegras si al final las historias terminan con un resultado satisfactorio. Ahora bien, ¿qué pasa cuando te encontrás con un ser detestable? ¿Cómo seguís la lectura? ¿Horrorizado o como cómplice, riendo ante el acto de humor negro más salvaje? Esta peligrosa dicotomía está siempre presente en esta obra de Federico Baert editada entre Loco Rabia y Los Aspirantes.

tapa el rey de la historieta promo

Originalmente serializado en Historietas Reales, El Rey de la Historieta sigue al derrotero de Fabricio Barraza (el proclamado rey) un escritor de best-sellers para niños, cuya vida no se condice con lo que vende. Puteador y maltratador absoluto de su familia, rodeado de gente parásita. Cada página es bajar más y más escalones, derecho hacia lo más hondo de la degradación humana, representado con una gracia para pocos, por no decir con un humor negro que trata de competir viñeta a viñeta por ser lo más repulsivo posible.

Lo que vemos es una persona desalmada, que no desea tener relación con su familia con la excepción de su hijo, un chico con una discapacidad mental que atenta contra la paz de sus hermanas y madre. Tampoco busca empatizar con sus (pocos) amigos, solo quiere una paz que está cada vez más lejos de alcanzar. El acierto del guion está en cómo elevar la vara de la repulsión, con un shock value que se toma algunas pausas pero que después retoma con una fuerza sorprendente.

Si bien el arte de Baert es un punto cuestionable en el libro, la realidad es que es difícil pensar en un estilo de dibujo ideal para esta clase de historia. El dibujo puede pecar de básico y adusto, pero funciona perfectamente con la desagrabilidad relatada, algo mejor hecho no encajaría con lo que se dice. La versión original tiene color de Caio Di Lorenzo y fondos de Marcos Vergara, pero no se pierde mucho con su ausencia, el blanco y negro acompaña perfectamente.

El Rey de la Historieta es, probablemente, de las historias más violentas publicadas este año, por fuera del género de acción. Muchas veces se ha discutido cuál es el rol del humor y la demonización por sí o por no de su variante más negra. Si uno, además de ser un desprejuiciado, sabe que está ante una obra ficcional que no tiene por qué representar el real pensamiento del artista, va a poder disfrutar de esto. Un cinema verité de lo repugnante, de lo que está a la vista pero uno elige no ver.

pag41 el rey_letras

One Comment on “El rey de la historieta: el discreto encanto de la mala leche

  1. Decir que el dibujo es cuesitonable y no desarrollar la idea de cuesitonable es cuestionable, Gonzalo. Y eso se debe a que no desarrollas a cuales son los problemas que genera un dibujo basico y adusto, pero que tampoco tenes idea de cual deberia ser el estilo indicado.
    Sos un papelon como critico porque careces de herramientas para construir ideas solidas y con argumentos serios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: