El Hombre Primordial: Tocado por la mano de Dios

Hay dos cosas que suelen decirse todo el tiempo en este ámbito: que todo está dicho y las historias se repiten, y que los intentos por crear superhéroes en Argentina suelen fracasar sonoramente y no durar demasiado. Esto último abre un debate que da para largo, pero lo que mayor peso tiene en este libro es lo primero. Que el medio historietístico tenga cien años de vida no quiere decir que todo esté dicho. Sí, tópicos o tropos se repiten constantemente, pero aunque quizás algunos perezosos pecan de repetidores, hay algunos que eligen arriesgarse y llevar las cosas más allá, como en el caso de Mauro Mantella.

EHP_Tapa_hr

Pasada la crisis que se llevó puesto los últimos bastiones noventosos que habían quedado en pie, la editorial Gárgola, que originalmente publicaba libros, comenzó tímidamente a publicar historietas con la antología Bastión. Esta revista sería clave para catapultar a nombres que hoy están en la cresta de la ola. Para la segunda parte de esta serie, rebautizada Bastión Unlimited, hizo su aparición la dupla de Mantella y Germán Erramouspe con esta historia serializada y hoy recopilada gracias a Rabdomantes Ediciones.

El Hombre Primordial es uno de los relatos sobre superhéroes más salvajes y atrevidos hechos en los últimos tiempos. Ya desde el inicio, el guionista deja en claro que las cosas no van a ser fáciles al hacer que el protagonista sea Máximo Redland, un chico con Síndrome de Down, abandonado por sus padres en un orfanato y donde se vuelve portador del VIH al ser violado por un enfermero. Toda esta información shockeante es la que encontramos en la primera página. ¿Y qué tiene que ver esta tragedia con los superhéroes? Durante una visita al médico, Maximo comienza a escuchar una onda sonora insoportable que va in crescendo, a tal punto que la habitación explota y en su lugar se encuentra un superhéroe.

1

¿Por qué decimos que El Hombre Primordial es una historia salvaje que sobresale y pela originalidad? Primero, porque se toma el trabajo de deconstruir una vez más la idea del superhéroe (algo de lo que hemos hablado en el informe sobre el King Hell Heroica) de una manera metatextual poco frecuente. En el mundo de Máximo existen los cómics de superhéroes, entonces al entrar en contacto con su nuevo alter ego, comienza a desarrollar un caudal de emociones propio de quien cumple su sueño, uno que se disipa automáticamente al ver que los problemas que resuelven los personajes de historietas sí son reales en su mundo. Todo aquel que haya leído una revista seguro que habrá fantaseado o afirmado cuál es su poder favorito, pero ninguno se sentó a pensar que tal vez ese poder trae consigo una responsabilidad altruista, donde probablemente haya que ponerle el pecho a las balas, literalmente hablando.

Por otro lado, el peso más importante que carga esta historia es teológico. La clásica lucha del bien y el mal está representada literalmente entre el Bien y el Mal, Dios y Diablo. Muchas de las referencias son puramente religiosas y lo más arriesgado es cómo el guionista se mete con tópicos esenciales de la Biblia y los deforma o los resignifica, al incorporar las diversas teorías que existen sobre momentos de la creación y que no figuran en las Sagradas Escrituras.

Y lo más inteligente del guion es cómo logra aligerar el peso en cierto punto. El comic está lleno de referencias, personajes que aparecen pero cobran relevancia más adelante y no presenta pesadez alguna. Todo bajo una narrativa que aplica a la perfección los nueve paneles al mejor estilo Dave Gibbons. Esta comparación con Watchmen podrá sonar odiosa, pero es inevitable pensarlo, más al notar la presencia de algunos objetos o formas talismánicas que se van repitiendo, jugando con el sentido de la omnipresencia de Dios.

241304d51e1e42728

Germán Erramouspe por su lado entrega un arte impecable, cuidado y con un uso magistral del blanco y negro. Ver la obra hoy, con trabajos más actuales del artista, muestra a un diamante en bruto, en el momento exacto para comenzar a pulir. Esto, obviamente no desmerece por completo a El Hombre Primordial, que muestra a una dupla trabajando con lo mejor de sí, ya mostrando una chapa al inicio de sus carreras que hoy siguen sosteniendo con creces y mayor obra sobre sus hombros.

El Hombre Primordial no solo es una excelente historieta argentina sino que también es una muy inteligente. Por los temas que toca, cómo elige tocarlos y, sobre todo, por cómo engloba todo en un marco superheróico. ¿Es un cómic de superhéroes? Sí, uno de identidad propia y que rompe el maleficio en torno a crear este tipo de historias en el país (le suma que la historia transcurra en una ciudad random que no se identifica con ninguna) con total éxito. La clave está en explotar la originalidad del género y no en replicar fórmulas.

2 Comments on “El Hombre Primordial: Tocado por la mano de Dios

  1. Impecable,el laburo de los autores,la lei en digital y si puedo la comprare y tb otras cosas argentinas,aca hay material humano impecable

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: