El humor como parte de la idiosincrasia argentina

¿Es el humor un factor clave entre nosotros, los argentinos? De manera gráfica nos acompaña no solo desde los albores de la producción historietística local, sino incluso desde los albores de la fundación de este país. El humor funciona de muchas maneras, como un catalizador para la protesta, como una observación de las pequeñas delicias de la vida cotidiana. Sea en una revista especializada, un diario o Instagram, el humor siempre está acompañando.

Nota en colaboración con Christian Di Pasquo.

Burro (viva el rey)
Un ejemplo primitivo del humor gráfico, realizado por el Padre Francisco de Castañeda (1824)

Los primeros esbozos de humor gráfico en estas pampas, datan de marzo de 1779, cuando un anónimo repartió un pasquín donde se lo veía al Virrey Vertiz, junto con el contador Francisco de Cabrera, en un burro camino a la horca, un acto de protesta en base a un aumento de impuestos. El humor como protesta política surgió durante los años de la Independencia Argentina, donde se repartían volantes humorísticos de los criollos peleando por la independencia o españoles que defendían su colonia.

Estos primeros años contaban con Fray Castañeda como proto-referente, quien en 1815 fundó una escuela de dibujo y llegó a dirigir y escribir siete periódicos a la vez. Desde su creatividad, atacaba al gobierno de turno hasta que, en un claro ejemplo de censura, fue desterrado. Otro precursor fue Henry Meyer, de origen francés, fundador de El Mosquito en 1863, diario de sátira política que fue publicado a lo largo de 30 años. Esta publicación seminal dio paso a PBT y la Caras y Caretas, probablemente una de las revistas más longevas de la historia.

comic-2-425x600

Como muestran estos primeros ejemplos, la historia coloca al humor como una expresión ideal para canalizar las discrepancias políticas. Por supuesto, la censura no se haría esperar demasiado, siendo Juan Manuel de Rosas uno de los precursores. Posteriores dictaduras y gobiernos democráticos siguieron protegiendo sus intereses en contraposición a historietas que se encargaban de ridiculizarlos.

La imposibilidad de contar algo que podría considerarse políticamente incorrecto permitió el avance de un humor más costumbrista y hasta picaresco. Con el campo dominado por personajes unidimesionales, como Rico Tipo de Divito o Avivato de Lino Palacio, entre otras publicaciones de los ’40 y ’50. La efervescencia de los años ’60 da paso a Tia Vicenta de Landrú (en la que dio sus primeros pasos Caloi), donde se retoma el humor político como punto central, hasta la llegada del nefasto onganiato, que nuevamente cortaría las alas de la expresión política.

Los ’70 trajeron un crisol de nombres que hasta el día de hoy son recordados. Desde Córdoba aparecía la Hortensia (donde Fontanarrosa presenta a Inodoro Pereyra y Boogie el Aceitoso); y en Buenos Aires, Andrés Cascioli co-dirigió primero la Satiricón (junto a Oskar Blotta) y Chaupinela, dando paso a la Hum®. Para este entonces, los partícipes ya tenían su nombre tallado en oro dentro de la historia del humor gráfico. A los ya mencionados hay que sumar a otras figuras que venían apareciendo desde la década anterior: Crist, Alberto Bróccoli, Quino, Carlos Garaycochea como los más destacados. Para elevar la importancia del humor gráfico, muchas de estas figuras tomaban por asalto las últimas páginas del diario Clarín, permitiendo la expansión de sus popularidades mientras aprovechaban la libertad que las revistas dedicadas al género les daba.

2314

Los años ’80 y ’90 dieron la bienvenida a la Revista Fierro y luego a la independencia del fanzine y publicaciones locales de baja tirada, además de la aparición de revistas de información como la Comiqueando. Esto permitió un crecimiento exponencial de nombres que hoy ya tienen su lugar dentro del bálsamo de la historieta argentina. Figuras como Liniers, Niño Rodriguez, Gustavo Sala, Max Aguirre o Podeti militaron la historieta desde lugares humildes, hasta conquistar las contratapas de los diarios más importantes del país, para ser quienes hoy porten la bandera del humorismo gráfico moderno.

De alguna manera u otra, el humor siempre está presente, como un canalizador para expresar inconformidad o como un espejo que refleja lo que vemos en lo cotidiano de nuestra vida. Hay otras maneras, aparte de la disconformidad política, de expresión, que se fueron sumando con el correr de los tiempos, como por ejemplo la parodia exacerbada.

7

El marplatense Sala marca la cancha desde los años ’90, haciendo comentarios punzantes sobre dos de los sectores más serios y conservadores: los consumidores de historietas y la música. A través de Comiqueando, se presentaron los “historetipos”, arquetipos completamente ofensivos de aquellos que consumían cierto tipo de cómics. Y, más cercano en el tiempo, el Bife Angosto del Suplemento No que publica Página 12, donde no se salvan músicos, consumidores de música o vendedores de discos, todos reciben la atención que merecen (o no, dependiendo lo que juzgue cada uno). El dibujante empuja esa frivolidad o delicada solemnidad hacia la nada y la hace desaparecer. Lo mismo hace Esteban Podetti, deconstruyendo no solo a las generaciones modernas y sus costumbres, sino también con la cotidianeidad a través de La Caja.

Para el humor nada es sagrado, ni la política, los deportes o los seres humanos. Atraviesa cada una de nuestras cuestiones y vivencias para parodiarlas, para bien o mal nuestro. Será tal vez, las idas y venidas que ha tenido la historia argentina, que nos da la capacidad de reírnos de nosotros mismos todos los días. Ojalá nos siga durando.

 

Agradecimiento especial a Christian Di Pasquo por la investigación. Christian es co-fundador de la red de podcast Lunfa, donde co-condujo el programa Supercast (dedicado a historieta) entre otros. Además, difunde el humor gráfico a traves de Twitter con el Archivo de Humor Gráfico Argentino (@AHGArgentino).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: