Anual por Matt Fraction y Javier Pulido

Matt Fraction Javiel Pulido Hawkeye Anual

¿Cómo redefinir a un personaje que tiene poco tiempo de vida? La pregunta que podría definir a este capítulo centrado en Kate Bishop, la versión mejorada y con onda de Hawkeye. Para esta tarea, Matt Fraction y Javier Pulido harán pasar a la niña rica un sinfín de peripecias urbanas en la costa oeste de los Estados Unidos. Un número que cuenta con todos los elementos para ser una breve pero contundente reintroducción de la heroína y realizado con una proeza narrativa inusual para esta clase de aniversarios.

“¿Quién es Kate Bishop? En una palabra: problemas”, así define Matt Fraction a la protagonista de la historia. Lo cierto es que durante su paso por el título Young Avengers, la joven Hawkeye siempre estuvo definida por su relación con sus compañeros. Su trasfondo, chica rica cansada de los privilegios y su padre decide ser la mejor arquera del mundo para usar sus habilidades para el bien, fue suficiente para generar una dinámica grupal pero que pocas veces dejaba espacio para su desarrollo más allá de sus vínculos. Para 2012, el guionista decide corregir esto y pone a Bishop como una figura central en la serie regular del arquero vengador, como acompañante y contrapunto canchera y ganadora frente a un Clint Barton que erra todos sus tiros fuera de la vida superheroica.

Durante el issue, Kate pasa por un proceso de destrucción y renacimiento a la Born Again pero lejos de la solemnidad y el drama que definen a la historia de Daredevil. El escritor tiene preparado un cóctel de enredos e intrigas que van a poner al personaje contra las cuerdas, atrapada sin salida y a merced de la villana Madame Masque. A fuerza de viveza y resiliencia es que logra sortear los desafíos y las cualidades con la que el escriba caracteriza a una chica que a partir de esta aventura se valdrá por sí misma para sobrevivir.

Hay una secuencia al inicio del número en la que Pulido plantea la base del plot en apenas dos páginas. Una doble splash en la que la protagonista le echa en cara a Clint Barton su autodestrucción emocional y decide irse de su departamento. Justo en el medio de ambas hojas, está la escena que define este anual: Kate atravesando la mitad del plano y dejando atrás a su mentor en la página anterior. En este caso, la maestría del dibujante no recae en su manera de retratar la acción o en la estructura de la grilla, sino en dónde poner el foco, el “corazón” de cada escena.

Hawkeye anual Javier Pulido

El primer recurso narrativo que resalta a las pocas viñetas es la utilización de las siluetas como manchas negras. Si seguimos con la tesis previamente establecida sobre la artesanía del artista, la utilización de estas figuras hacen mucho más evidente la búsqueda de la imagen central. Además, sirven para resaltar muchísimo más el lenguaje corporal de los personajes, ¿acaso no sería una sobrecarga de información si cada figura estuviera coloreada? La síntesis al servicio de un relato muy centrado en los diálogos y en los idas y vueltas ingeniosos que pone Fraction en la boca de los héroes. Esto sumado a la alquimia entre el dibujante español y el colorista Matt Hollingsworth, quien pone en jaque a la utilización monótona y autómata de los pigmentos en la historieta.

La cadencia y ritmo del guion está dictada por unas viñetas que se adaptan sumamente bien a cualquiera sea el intercambio. La fluidez es otra de las virtudes del lapicista, quien emplea distintos tamaños y formas en los paneles para lograr una lectura dinámica sin importar cuánto texto haya. Esto también se beneficia por la utilización de pequeñas representaciones de Bishop en los cuadros de voz en off, que enfatizan tanto su personalidad como su deseo de probarse verdaderamente con su contraposición con la “real”. Todo esto sumado a una exquisita proeza a la hora de retratar interiores, ya sean de departamentos, hoteles o restaurantes; y de recrear fachadas de lujosas mansiones o siniestros rascacielos repletos de villanos.

Este anual funciona como un disparador para el resto de la saga que se dio en números intercalados durante la serie. Esto sirvió no solo para que David Ajá, dibujante regular de la serie, ganara tiempo a la hora de realizar las páginas sino también para desarrollar a la aquera por fuera de su dinámica con Clint, lo cual la llevaría a protagonizar una serie regular en el futuro. Aunque Pulido no continúa, su suplente, Annie Wu, hace un trabajo más que digno para retratar el período como investigadora privada de Kate Bishop, incluso llegando a realizar viñetas aún más icónicas para el personaje. Pero también cumple como historieta unitaria como punto de entrada a una de las mejores creaciones más recientes de Marvel junto a Kamala Kahn o Moon Girl.

Kate Bishop Matt Fraction Javier Pulido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: