La adultez de Osamu Tezuka (parte 4)

Osamu Tezuka Bajo el Aire

¿Qué pasa cuando se le da carta blanca al manga no kamisama para llevar a cabo una antología de historias directamente apuntadas a un público adulto? Osamu Tezuka da rienda suelta a toda sus inquietudes y frustraciones durante y después del cierre de su estudio de animación. Tortuoso como él solo, más que un trabajo encauzado en una línea conceptual del autor, esta recopilación parece un ejercicio por desentrañar más y más la oscuridad del hombre en sociedad así como también una suerte de catarsis dividida en varios capítulos.

Bajo el Aire (Kuuki no Soko en su idioma original) es una recopilación de las historias que Osamu Tezuka publicó en la revista mensual Play Manga entre 1968 y 1970. La difunta publicación estaba orientada a una audiencia entre jóvenes y adultos, y en la que publicaron años después otros maestros como Leiji Matsumoto y Go Nagai. El mismo año en que comienza esta serialización, el sensei ya había renunciado como director de su estudio Mushi Productions, decidido a salvarla de la bancarrota con las ganancias de sus mangas. Sin embargo, el fantasma de la crisis siempre acechó de cerca a la empresa y su fundador, tanto como fuente de inspiración como de frustración al verse obligado a cerrar sus puertas cinco años después.

¿Por qué el preámbulo histórico antes de hablar de la obra en sí? Porque si existe una línea conceptual, idea o concepto que atraviese a la mayoría de estas historias, es el de la derrota. La misma se manifiesta de diferentes maneras a lo largo de las páginas, ya sea de un impacto contundente al final de la secuencia o como un sentimiento que se hace presente desde la primera escena, augurando una conclusión terrible para los protagonistas. Este mismo desenlace define a todos los que llevan adelante la historia, las traiciones están a la orden del día y las buenas intenciones nunca llegan a buen puerto, ser pisoteado por el destino es el plato principal de esta recopilación.

Una virtud a destacar que conlleva la planeación de esta antología es que las catorce historietas que componen al libro no se deben nada entre sí. Esto significa que en la primera podemos ser testigos de la exterminación de un campo de concentración en la Segunda Guerra Mundial, en la siguiente podemos ser transportados a otro planeta que es utilizado como prisión para criminales y en otra acompañamos a un joven Osamu Tezuka que se enfrenta a los medios y las grandes corporaciones para proteger el medio ambiente. Todo vale, tanto contexto como género y temática, a la hora de retratar la enorme cantidad de ideas que surgieron en la mente de este genio, sea una tragedia o una denuncia social.

Pero una sobredosis de libertad creativa, incluso dada al prócer máximo del manga, a veces no logra ser encauzada en un relato que logre suficiente cohesión entre las partes que lo conforman. Por momentos, esta carta blanca, que muchos considerarían un ideal a la hora de publicar, no calza bien con las ideas que se plasman a lo largo de estos relatos. Ya sea por ser demasiado ambiciosas o por querer estirar un concepto que tampoco se sostenía a lo largo de demasiadas páginas, ejemplos como éstos podrían ser El Agujero y Sangre de Gato.

Pero la flaqueza en los argumentos es compensada por el incansable hambre artístico de su creador. No es que en Bajo el Aire haya una revolución de su estilo, sino más bien una adaptación. Vale la pena recordar que poco a poco el mangaka se iba separando de su clásico “Star System”, el cual relegó a su trabajo como animador que probablemente en ese momento no le hacía mucha gracia recordar. Aunque hay personajes históricos de su creación, son variaciones más sutiles en su manera de retratar a los humanos lo que lo aleja de esa identidad gráfica más ligada con el público infantojuvenil. Modelos un dimensiones más realistas pero que no abandonan la clásica estridencia y frenetismo del sensei, siendo este último elemento algo clave para combinar con sus exagerados, pero verosímiles, dilemas sociales. También vale la pena rescatar su experimentación con la fotografía en algunas de las historias, algunas utilizadas como referencias, casi imitando el estilo de Shigeru Mizuki, y otras ya directamente como viñetas para enfatizar la unión de ambos mundos, los problemas reales con el potencial de la ficción para su retrato.

bajo-del-aire-osamu-tezuka

Una vez más, nos encontramos ante un déficit de edición por parte de los mercados de habla hispana e inglesa. Aunque es cierto que existen al menos una edición por cada idioma de esta obra, la primera es una versión online del 2017 traducida al inglés de parte de Digital Manga Publishing (los mismos que tradujeron Shinsengumi) y la segunda llegó en 2009 de la mano de Dolmen ya sí en formato físico para el mercado español. Esta última es más accesible y cuenta con páginas a color para ser más fiel a la edición japonesa del material original.

Sobre el título de esta obra, Osamu Tezuka afirmó que el Aire funciona tanto como un elemento democrático como catalizador de cada historia. Es el techo en el cual debajo viven todos los humanos, ya sean negros, racistas, incestuosos, vengativos, yakuzas, nazis o un largo etcétera que el autor define a lo largo de las páginas. También tiene que ver el mensaje ambientalista, presente a través de varios de los relatos. Pero además, ese aire que puede transformarse en presión, tanto social como económica, racial, psicológica y más, un peso que llega a sofocar a cualquiera que no encaje dentro de los parámetros por los que se rige el mundo. Un aplastamiento inminente e inevitable que se hace cada vez más evidente con las tragedias que se superponen unas a otras. Un techo que de seguro el manga no kamisama tenía muy cerca de su cabeza mientras serializaba esta obra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: