Garōden: La soledad del más fuerte

En 1985, el escritor Baku Yumemakura comenzó a publicar “Garōden”, una saga de libros que continúa hasta el día de hoy y cuenta con más de 18 tomos. Cinco años después del éxito del primer relato, Jirō Taniguchi adaptó una de sus sagas al manga en una obra que se destaca por lograr profundidad y reflexión en lo que a simple vista parece ser una típica historieta de peleas exquisitamente dibujada.

“¿Qué significa ser fuerte?”, esta es la gran pregunta que motiva la historia de “Hajime no Ippo” a lo largo de más de 130 volúmenes. Y aunque a su autor parece que le está costando más de 30 años el darle una respuesta satisfactoria a su protagonista, Yumemakura logró darla en poco más de un tomo recopilatorio en una obra cuya traducción de su título tiene todos los componentes para volverse un hit de exploitation de los años ochenta: “La Leyenda del Lobo Hambriento”.

Este popular autor nipón de literatura encontró su público al escribir varias novelas de ciencia ficción y de aventuras, lo cual le sirvió para tender puentes con la narrativa secuencial y colaborar con artistas de la talla de Osamu Tezuka, Yoshitaka Amano, Katsuya Terada y Keisuke Itagaki, entre otros. Para la historia en cuestión, la misma resume con suma soltura la respuesta a la pregunta previamente mencionada y uno de los tantos significados que puede tener el combate para una persona. En primera instancia, el ansias por ponerse a prueba a uno mismo, y en segunda lo que periodistas deportivos criticaron cuando se enteraron que Sergio “Maravilla” Martínez volvería a calzarse los guantes a pesar de tener 45 años de edad. La intensidad, el vértigo y la rapidez mental que implica una pelea conjugan una respuesta a la que muchos deportistas de alto rendimiento tienen que enfrentarse día a día: no se trata de ser mejor que el rival sino de superarse a uno mismo ante el desafío que el otro presenta. El hambre del protagonista, Bunshichi Tamba, solo se puede saciar siguiendo esta lógica: encontrar los límites y superarlos.

Además de ser una visión diferente, más reflexiva e introspectiva, del universo del manga de peleas, “Garōden” se disfraza como una obra típica del subgénero hard-boiled pero presenta un aspiracional más profundo. No tiene ninguna respuesta barata y su final abrupto más que dejar con intriga al lector lo obliga a interpretar el mismo, sin respuestas fáciles al alcance de los ojos. Tamba, obsesionado tras su derrota ante el luchador de pro wrestling Toshio Kajiwara, tiene un objetivo claro: revancha. Su hambre por ser el más fuerte lo hizo topar contra una pared que, en vez de detenerlo, le sirvió de motor, el fuego oscuro de la humillación como combustible, como bien dice la voz en off en la historia. La conclusión a la que llega el protagonista se separa de cualquier final con moralina de una típica historieta japonesa de peleas, de pronto los dolores de la derrota desaparecen y queda el vacío de la soledad. Estar en lo más alto implica la insignificancia del resto, de un desafío paso a otro y así sucesivamente.

Los dibujos de Taniguchi se complementan a la perfección con la contundencia del guion. Cada luchador está representado con una contextura que evade el embellecimiento de la figura humana, distanciándose de la belleza hegemónica típica de la cultura popular hoy. Músculos y grasa se mezclan en cuerpos que se arrojan golpes a velocidades imposibles, no hay espacio para la tonificación y abdómenes tallados, solo la fuerza producto del peso y el entrenamiento. El autor incluso logra retratar movimientos y estilos tan disímiles como el karate y la lucha libre, con su clásico estilo realista y alguna que otra ayuda de fotografías. Pero lo atractivo de su lápiz son esos rincones donde se deja entrever la alquimia entre la ficción y la referencia, los trazos se baten a duelo e intercambian piñas, patadas y agarres a través de figuras verosímiles.

Otro punto a destacar del mangaka es el dinamismo en su narración para cada momento del relato. Una simple charla en una oficina o un bar funciona por la elección de viñetas y su cambio de plano para no aburrir al lector, sumado a diálogos ágiles que sirven para que la campana suene lo más rápido posible. Ahora, los combates son el verdadero escenario en los que el arte se luce por su agilidad narrativa. Los tamaños y disposiciones de las viñetas retratan desde el más mínimo cambio de posición, la intensidad del impacto y hasta la tensión de la lucha. A su vez, el dibujar las distintas tomas y luxaciones del wrestling, un deporte en el que la neutralización de articulaciones y extremidades se realiza a través lo que uno podría llamar “nudos humanos”, representa una dificultad enorme para cualquier artista. Pero Taniguchi sale airoso de la prueba, al encontrar los rincones idóneos para retratar cada sumisión y su contra en páginas de hasta 8 y 9 viñetas.

A pesar de no contar la totalidad de la obra original, “Garōden” resalta por un guion simple pero con suficiente envergadura en sus personajes y conflicto que lo vuelve contundente, al que se suma un apartado gráfico que eleva el producto final a niveles insospechados. Recientemente editado por Ponent Mon, representa un intento más que eficiente en ofrecerle al público fanático de los típicos mangas de peleas una propuesta más sustanciosa. Quizás sea la puerta de entrada para una futura publicación de obras similares como “Zero”, de Taiyo Matsumoto, o “Blue Fighter”, del mismo autor junto a Caribu Marley. Una visión por el combate más realista y brutal, tanto en lo literal como en lo figurativo, pero retratada con un aspiracional mayor a los spokon de deportes de contacto o las peleas con poderes.

2 Comments on “Garōden: La soledad del más fuerte

    • Andá a saber por qué tenía más en la cabeza al actor que al boxeador. ¡Gracias por la corrección!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: