Legends of the Dark Knight – Faces: La danza de los freaks

Arribamos a la séptima nota dedicada a la colección de Legends of the Dark Knight, con un arco que ocupa los números 28 al 30. Hoy reseñamos Faces, realizado por el prolífico Matt Wagner en guion, dibujo y tintas, acompañado por el épico Steve Oliff en color. Wagner es un autor que siempre fue fiel a su espíritu con una carrera muy coherente en la industria, que realizo obras como Mage: The Hero Discovered y el antihéroe Grendel. Para DC Comics nos dio The Demon, Sandman Mystery Theatre, Trinity y con Batman hizo dos importantes sagas: Batman and the Monster Men y Batman and the Mad Monk. Pero antes de esto, tendría que dar sus primeros pasos con el personaje con esta saga, al igual que otros autores consagrados, como Grant Morrison.

Faces es mucho más que un simple enfrentamiento del Caballero Nocturno contra Two-Face, como se da a entender en algunos comentarios sobre la obra. Notamos al leerla que la historia está dividida en dos partes por el propio Batman (no podía ser menos teniendo a semejante villano): la primera es la de Bruce Wayne y la otra la de su alter ego. El autor nos lleva a la mente del villano mostrando esa locura en el nuevo plan muy particular de Harvey Dent. En la otra historia, más atrapante es la que el justiciero va investigando y desentrañando los crímenes hasta llegar al plan final del villano en cuestión. Así, el artista lleva al comic muy por el lado del pulp, con su tan característico estilo de caricatura y oscuridad.

Esta saga tiene un enfoque que podemos denominar superficial porque nos habla de la deformidad física llevada por el antagonista y los freaks del circo que aparecen en el comic, siendo inevitable pensar en la aparación de estos personajes similares a los de The Killing Joke. Se nota que tanto Moore como Wagner homenajean a la película Freaks de 1932.

Con estos personajes circenses el autor nos adentra en un lado oscuro y perverso que podemos encontrar en cada uno y poniendo a la luz como la sociedad margina al “diferente” por su aspecto físico. Two-Face queriendo generar una sociedad aislada donde todos los diferentes puedan vivir, como en una especie de utopía. Esto de emparentarlo con estas personas es un enfoque fresco que nunca había sido explorado. Pero lamentamos decir que si bien el planteo está muy bien, la ejecución final no termina de funcionar, pero no podemos negar que estamos frente a una obra bien escrita y muy bien dibujada. Se nota la mara de este autor integral, que nos da una lectura muy llevadera digna de la colección. Como broche final, Faces fue candidata a los premios Eisner en el año 1992.

En nuestra próxima entrega nos esperan dos obras por el precio de uno: el unitario Family y repetimos trinidad de números con la saga Blades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: