Legends of the Dark Knight – Family y Blades: La marca del caballero

Llegamos a la octava entrega de las reseñas sobre la antología Legends of the Dark Knight, y por primera vez hablamos de dos historias. Una podíamos denominarla como si fuera la entrada en una comida y la otra el plato principal, ya que abarcamos, por un lado, el número 31 que corresponde a Family, con guion de James D. Hudnall, (escritor de Lex Luthor: The Unauthorized Biography) y dibujo de Brent Anderson (X-Men: God Loves, Man Kills y Astrocity). Un detalle importante: Family es el primer unitario de la colección.

Con sinceridad podemos decir que esta es una historia bastante anecdótica, en donde el fiel mayordomo de Bruce Wayne se toma unas vacaciones obligadas que terminan en una rocambolesca aventura donde Batman se convierte en una fuerza de invasión de un solo hombre cuando su sirviente es secuestrado y aparentemente asesinado por traficantes de drogas terroristas. ¿Saben donde había ido de vacaciones nuestro fiel mayordomo? A la isla de Corto Maltese, ese lugar que se hace referencia en el The Dark Knight Returns.

Ahora sí nos metemos en el plato fuerte de la reseña con Blades, que abarca los números 32 al 34, repitiendo el esquema de sagas de tres partes que termina siendo habitual en esta colección. Escrito por James Robinson (The Golden Age y Starman) y dibujado por Tim Sale, que será el dibujante clave de obras como The Long Halloween y Dark Victory en DC Comics (ambas protagonizadas por Batman).

La trama de Blades nos cuenta la llegada de un tal Señor Lime a Gotham, que solo mata a las personas mayores de diferentes profesiones y sexo, siendo un caso tan importante para Batman que descuidara otros. Este extraño Señor Lime no será la única preocupación de nuestro encapotado, sino también la aparición de un nuevo justiciero en la ciudad, llamado el Caballero, personaje que se viste como espadachín que podría ser una especie de Zorro.

Esta trama maneja a los dos personajes Batman y el Caballero por separado, teniendo al Caballero Nocturno obsesionado, duro con el caso de los asesinatos y por el otro lado todo lo contrario, el espadachín alegre y suelto, en dos contrastes muy bien realizados. Inevitablemente los dos héroes se van a terminar cruzando y teniendo intercambios de ideologías, aunque a pesar de sus diferencias, los dos aparentemente tienen objetivos comunes. Y por si esto fuera poco también hay una subtrama de un ladrón de joyas, que al principio no pareciera tener mucha relevancia, pero una historia de amor que involucra a nuestro nuevo héroe tendrá un inevitable final.

En la próxima entrega tendremos otra “doble función” y exploraremos las obras de Destiny y Mercy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: